Lucas acusa al Gobierno de mentir con las multas y teme que barajen la opción de inflar ingresos para cuadrar cuentas

Actualizado 29/12/2009 19:14:12 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, acusó hoy al Gobierno municipal de mentir y falsear datos en lo relativo a las multas, a lo que añadió su temor por el hecho de que el equipo de Alberto Ruiz-Gallardón "no ejecute lo presupuestado e inflen los ingresos para cuadrar el presupuesto".

Lucas contestaba así al coordinador general de Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Fernando Autrán, que acusó al socialista de mentir a sabiendas por decir que el Gobierno municipal prevé recaudar 260 millones de euros en multas durante el año 2010, es decir, un 31,6 por ciento más de lo previsto para este año.

Autrán aseveró que lo que hace el portavoz del PSOE es comparar conceptos completamente distintos, como el presupuesto, que reúne "unos supuestos previos que podrán darse o no", y los derechos de cobro reconocidos, que tratan de "expedientes ya tramitados".

Ante esto, David Lucas declaró que el equipo de Gobierno "es el único que miente y falsea los datos". Y es que para el socialista sólo caben dos opciones cuando en un presupuesto se calcula más de lo que realmente se ha reconocido, es decir, ejecutado en el anterior ejercicio.

La primera opción pasaría porque realmente se va a ejecutar lo nuevo presupuestado y, por lo tanto, "se va a cobrar más de lo cobrado el año anterior". "En este caso debemos suponer que si en el año 2009 se ejecutan 197,5 millones y en el año 2010 se presupuestan 260, estos últimos se van a ejecutar. Nada importa que en el año 2009 hubieran presupuestado 280. Lo importante es que esos no se ejecutan y, por tanto, lo lógico es ajustar el presupuesto de 2010 a lo previsión real", expuso Lucas.

La segunda opción planteada por Lucas es que, realmente, no se vaya a ejecutar lo presupuestado, por lo que la lectura que hace el PSOE es "inflar los ingresos para cuadrar el presupuesto". "Esto seguramente va a suponer la generación de déficit, con ingresos que no se realizan y gastos que sí se van a realizar", sostuvo el socialista.