Luz verde al contrato municipal que ofrece 18 plazas de alojamiento a mujeres víctimas de trata

Publicado 07/03/2018 14:23:58CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha aprobado este miércoles el contrato de servicios para ofrecer 18 plazas de alojamiento a mujeres víctimas de trata, también destinado a mujeres en situación de abandono de la prostitución.

En ambos casos, el alojamiento se ofrece tanto a mujeres solas como a aquellas que tienen menores a su cargo. El importe del contrato asciende a 1,1 millones de euros, y contará con una vigencia de 24 meses aunque podrá ser prorrogada a su finalización por acuerdo mutuo de las partes. La fecha de inicio del mismo está prevista para el 1 de octubre de 2018, ha informado la delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer.

Este nuevo contrato presenta una novedad respecto a los existentes en periodos anteriores al contar con dos fases de desarrollo con la finalidad de conseguir la recuperación integral de las mujeres destinatarias del programa.

La primera fase se centra en la gestión de diez plazas de alojamiento protegido temporal durante un año. Está destinado a mujeres que vienen derivadas del Centro Municipal de Atención Integral Concepción Arenal. La finalidad es garantizar la protección, manutención, alojamiento, accesibilidad y seguridad de estas mujeres, así como la realización de un programa de intervención social que asegure su recuperación integral.

Para dar continuidad al proceso de intervención realizado en el alojamiento protegido, el proyecto contempla una segunda fase, también de un año de duración, con ocho plazas de alojamiento semiautónomo con atención especializada. Con esta segunda fase se pretende favorecer la desvinculación positiva progresiva y evitar el riego de vuelta a la explotación sexual por causa de vulnerabilidad al carecer de medios económicos.

Las mujeres residentes en la fase de alojamiento protegido contarán con una atención multidisciplinar a nivel psicológico, social, educativo y jurídico. Aquellas que se encuentren en alojamiento autónomo contarán con un educador/a las 24 horas.