Luz verde al contrato de servicios para gestionar un centro municipal de intervención parental

Rita Maestre y Jorge García Castaño en rueda de prensa
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 01/03/2018 15:21:50CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha aprobado este jueves el contrato de servicios para la gestión de un Centro de Intervención Parental con tres años de vigencia inicial, prorrogable otros dos, y con un importe total de 1,6 millones de euros, ha informado la portavoz del Gobierno, Rita Maestre, en rueda de prensa.

Una vez autorizado este contrato, la semana que viene se publicará en el diario Oficial de la Unión Europea, así como en el BOE, y en el perfil del contratante del Ayuntamiento de Madrid, iniciándose así el proceso de licitación pública.

Este contrato permitirá la gestión de un centro de intervención psicosocial y de carácter interdisciplinar dirigido a familias de la ciudad de Madrid en las que existan diferentes situaciones de conflicto. Entre ellas se encuentra la ruptura de la convivencia familiar en la que una sentencia o auto judicial haya solicitado la intervención de este recurso para cumplir el régimen de visitas; situaciones de ruptura de convivencia familiar con conflictos crónicos que necesiten de este centro para normalizar la convivencia entre menores y familiares, y casos en los que existan menores que estén separados de sus progenitores y se encuentren en situación de acogida en familias.

Los objetivos que presenta el proyecto se centran por tanto en procurar atención y orientación individual o grupal a progenitores, para ayudarles a desarrollar una adecuada coparentalidad, favorecer la coordinación entre los mismos, y facilitar el cumplimiento del régimen de visitas establecido en sentencia.

También ofrecerá orientación y supervisión a las relaciones entre progenitores y sus hijos o hijas, y los efectos que tiene sobre ellos; favorecerá los derechos de los menores de poder mantener la relación con ambos progenitores y familias, y orientará a ambas partes para saber reconocer conductas inadecuadas para aprender a detectarlas y poder así resolver conflictos emocionales.

El centro, que se prevé que entre en funcionamiento en septiembre de 2018, atenderá a la población de los 21 distritos de la capital, y estará ubicado en un lugar céntrico, que facilite el acceso a las familias. Seguirá además las directrices establecidas y coordinadas por la Dirección General de Familia e Infancia del área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo.