Luz verde al proyecto definitivo de ordenanza de licencias, que pretende simplificar los trámites

Actualizado 10/06/2009 15:37:49 CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó hoy el proyecto definitivo de la nueva ordenanza de licencias urbanísticas de actividades y negocios, que da entrada a entidades privadas y con la que se pretende, como explicó hoy el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, agilizar la concesión de los expedientes mediante la simplificación administrativa para dinamizar la economía y generar empleo.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno semanal, el primer edil explicó que la luz verde que recibe la ordenanza se produce después de que se hayan estudiado las alegaciones presentadas hasta el pasado 20 de mayo colegios profesionales, asociaciones empresariales y ciudadanos particulares, algunas de ellas incluidas en la nueva norma.

El proyecto definitivo de la nueva norma introduce, como expuso Gallardón, "un sistema radicalmente distinto para mejorar la gestión y control" de las licencias urbanísticas con la entrada de las entidades privadas acreditadas, algo que dijo que "no es una novedad en el ordenamiento jurídico" al constituir "una forma recurrente en la gestión de cualquier Administración pública".

ELIMINAR TRABAS

El alcalde, que recordó que el proyecto inicial fue aprobado en Junta de Gobierno el pasado 16 de abril, aseveró que el nuevo sistema busca reducir trabas y barreras que limitan la puesta en marcha de actividades económicas. Para ello propone "sustituir el control previo por una supervisión de la actividad garantizando la seguridad jurídica".

De este modo surge un nuevo modelo de gestión de las licencias urbanísticas de actividades, con o sin obras, para dar respuesta a un nuevo sistema "que en la actualidad no responde de forma adecuada a las demandas de la realidad económica y social de la ciudad", apuntó el regidor capitalino.

Para eso las entidades privadas que participarán en el nuevo sistema estarán sometidas en todo momento a una supervisión, tanto de las entidades de acreditación como del Ayuntamiento de Madrid, para comprobar que cumplen con los requisitos demandados, entre los que destaca la asunción de responsabilidades por su actuación, la suscripción de una póliza de seguros y disponer de procedimientos para tratar las posibles reclamaciones de los clientes.

Asimismo, las entidades privadas deben ser solventes técnica y económicamente, con imparcialidad para llevar a cabo su labor. Una vez comprobado esto se podrán registrar como entidades colaboradoras en la gestión de licencias urbanísticas (ECLUS) en el registro creado para tal fin.

La luz verde dada hoy conllevará una "reducción del número de procedimientos, el aumento del número de actuaciones sujetas a comunicación previa y la simplificación de trámites". La simplificación será posible, siempre según el primer edil, con la participación de las entidades privadas, que se encargarán de la verificación documental y técnica del proyecto y, en su caso, de la ejecución de las obras. De este modo el Ayuntamiento resolverá con mayor celeridad las solicitudes de licencia.

CONTROL PERIÓDICO

Periódicamente, cada siete años, las entidades privadas pasarán por un control quedando sometido a él toda actividad con incidencia en el medio ambiente, en la seguridad de las personas, que cuenten con gran afluencia de público y en las actividades recreativas. Por este control pasarán tanto las iniciativas que obtengan licencia en virtud de esta ordenanza como las ya existentes que reúnan dichas características. Esta labor será complementaria a la de la inspección municipal.

El alcalde matizó que la actual ordenanza, de 23 de diciembre de 2004, seguirá vigente para las licencias no incluidas en el ámbito de aplicación del nuevo sistema, como las de obras en uso residencial y otras expresamente incluidas. La normativa vigente en este momento actuará como norma general y la nueva ordenanza como especial, referida a la gestión y control de las licencias urbanísticas de actividades.

La entrada en vigor de la nueva ordenanza se producirá un día después de ser publicada en el BOCM, momento en el que se abrirá el proceso de acreditación y autorización de las entidades certificantes. Éstas, desde el 1 de abril de 2010 hasta el 31 de marzo del mismo año, desarrollarán labores de verificación de las comunicaciones previas y en el proceso de implantación o modificación de actividades. Desde el 1 de abril de 2011 deberán ampliar su acreditación para desarrollar sus funciones en cualquier tipo de procedimiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies