'Macbeth' de Verdi llega al Teatro Real en una producción creada "para un público inteligente"

 

'Macbeth' de Verdi llega al Teatro Real en una producción creada "para un público inteligente"

Teodor Currentzis y Dmitri Tcherniakov
JAVIER DEL REAL
Actualizado 27/11/2012 15:28:00 CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de escena ruso Dmitri Tcherniakov y el maestro griego Teodor Currentzis, firman el tándem encargado de poner en pie en el Teatro Real 'Macbeth' de Verdi, un montaje que según el director artístico del coliseo madrileño, Gerard Mortier, se ha creado "para un público inteligente". "Quienes sólo pretendan escuchar algunas arias belcantistas más vale que se queden en casa", ha apostillado este martes.

El Teatro Real ofrecerá, entre los días 2 y 23 de diciembre, nueve funciones de esta producción conjunta de la Ópera de Novosibirsk, donde se estrenó en 2008, y de la Opéra de Paris, donde subió a escena en 2009.

Mortier ha aludido a la "reflexión" que Shakespeare hizo sobre "el poder" y que resulta hoy "muy actual" y ha confesado su admiración por el compositor italiano del que ha dicho es uno de sus "ídolos". "Siempre luchó contra las convenciones y esta ópera, una de sus obras más importantes, supuso una auténtica revolución musical", ha añadido.

TENSIÓN DRAMÁTICA

'Macbeth' se estrenó posiblemente en el Globe en 1606. La fuerza arrebatadora de la tragedia de Shakespeare lleva al compositor a someter su música a la endemoniada tensión dramática de la obra y a la corrosiva tortura interior de los protagonistas. Las líneas de canto pasan a servir la expresión del texto y la instrumentación a enfatizar las diferentes atmósferas que se suceden en el desenlace de la tragedia.

La declamación del canto, las frases entrecortadas, los suspiros a media voz, los silencios y otra serie de efectos vocales confieren a los personajes una veracidad jamás alcanzada en sus obras anteriores. Verdi pasa a intervenir directamente en la dirección de los actores y en detalles de la escenografía en su afán por dar a su ópera la profundidad alcanzada en la obra teatral.

Dmitri Tcherniakov, quien inauguró la temporada 2010-2011 del Teatro Real con su visión de 'Eugene Oneguin', ha situado ahora la tragedia shakesperiana, que Mortier le encargó hace seis años, en una inquietante población, cerrada y endogámica, en cuyo interior nadie se salva de las oscuras pasiones del alma.

"Al principio me sentí perplejo porque la ópera me parecía algo demasiado directo y plano respecto al texto de Shakespeare. Pero llegué a aceptarla cuando me puse manos a la obra", ha confesado. El director de escena ruso ha planteado el personaje de Macbeth como un ser humano "completamente perdido", alguien que, en algún momento y por algún motivo, "abandonó su camino y se enfrentó a una vida distinta, cometiendo un asesinato tras otro".

Tcherniakov se pregunta también quién tuvo la culpa de ello. La obra de Shakespeare alude claramente a "las brujas", unos personajes que el director ruso convierte en "seres cotidianos y reales, personas normales" capaces de "tentar, manipular y jugar" con el protagonista. "Nosotros nos hallamos hoy en el mundo de las manipulaciones. Y en la obra todo esto es muy visible", apunta recordando que música y libreto "se enriquecen mutuamente".

ÓPERA MUY COMPLICADA

Por su parte, el joven director de orquesta griego Teodor Currentzis, ha calificado esta ópera de "muy complicada". "Ahora la gran revolución sería oponernos a las revoluciones artificiales de las grandes potencias. Eso está muy cerca de la idea de 'Macbeth' que ofrece Dmitri Tcherniakov", ha explicado.

Currentzis considera que Verdi "volvió a las formas renacentistas de la composición", "a la cocina asceta italiana". Algo así como "un folclore ruidoso, parecido al flamenco", señala. Para el maestro griego, en esta ópera Verdi "no quiere gustar" y "no hay ni un solo lugar en el que le apetezca influir sentimentalmente en el público". En su opinión, el compositor "llega al subconsciente a través de una magia musical" y acaba creando "un arte despeinado, antiacadémico".

REPARTO

El reparto de esta ópera, que recala en Madrid como preludio al bicentenario en 2013 del nacimiento de Verdi, cuenta con casi todos los protagonistas de la producción de Tcherniakov en la capital francesa: la soprano lituana Violeta Urmana (Lady Macbeth), los bajos rusos Dmitry Ulianov (Banco) y Yuri Kissin y los tenores italianos Stefano Secco (Macduff) y Alfredo Nigro (Malcolm).

Completan el elenco de Madrid la mezzosoprano Marifé Nogales, como Dama de Lady Macbeth, y los cantantes María Dolores Coll, Rafaelle Pisani y Celia Martos Nieto.

El Coro Titular del Teatro Real (Coro Intermezzo), estará acompañado por la Orquesta Titular del Teatro Real (Orquesta Sinfónica de Madrid), que ya tocó esta obra verdiana en el coliseo en 2004.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies