La madre de un hombre que se quedó en coma por un fallo en la anestesia se concentrará hoy frente a Justicia

 

La madre de un hombre que se quedó en coma por un fallo en la anestesia se concentrará hoy frente a Justicia

Actualizado 17/06/2009 8:15:24 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La madre de un hombre que se quedó en coma vigil con 21 años tras someterse a una operación de cirugía estética de nariz se concentrará hoy de manera indefinida en la plaza Jacinto Benavente frente al Ministerio de Justicia hasta que el ministro de este ramo, Francisco Caamaño, le ofrezca una solución al absolver la Justicia al anestesista que le atendió, informó hoy la Asociación Víctimas de Negligencias Sanitarias AVINESA.

El Juzgado de Instrucción número 19 de Madrid condenó el 1 de marzo de 1993 al anestesista por una falta de negligencia o imprudencia, al extubarlo antes de haber recuperado la respiración espontánea, tragarse un vómito por encontrarse sin reflejos para reaccionar y quedarse sin oxígeno para respirar, afectándole al cerebro.

El condenado recurrió la sentencia en apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid. Esta sede judicial le absolvió el 25 de octubre de 1993, tras valorar de forma distinta las declaraciones de las partes, testigos y peritos, sin proceder a examinarlos directamente.

Por ello, la familia del joven acudió al Tribunal Constitucional para denunciar que la Audiencia modificó la prueba que el Juez de Instrucción apreció en conciencia según lo que vio y escuchó, sin celebrar ninguna vista. El Alto Tribunal respondió que la Audiencia podía valorar las pruebas practicadas en primera instancia y discrepar incluso de lo decidido por el juez, sin que fuera necesario un nuevo juicio oral.

La familia pidió ayuda al Comité de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, al reconocer en el Pacto de Derechos Civiles y Políticos el derecho a un juicio oral ante el Tribunal de Apelación -caso Karttunen contra Finlandia-, aclarando en su dictamen que: "sólo este procedimiento -la celebración de otro juicio oral-, hubiera permitido que el Tribunal de Apelación procediera a una nueva evaluación de todas las pruebas presentadas por las partes". Sin embargo, el Comité les rechazó la petición.

Finalizada la vía penal, acudieron a la vía civil. Tras la celebración del juicio, el anestesista salió absuelto. A la familia se le condenó en costas al pago de 50.000 millones de pesetas, según AVINESA.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies