La madre de Sandra Palo tras la detención de 'Rafita': "Quizá no cometa otro crimen igual, pero hace daño a la sociedad"

Padres De Sandra Palo
ASOCIACIÓN SANDRA PALO/EUROPA PRESS
Publicado 23/02/2018 17:50:27CET

Lamenta que "nunca" le verá en prisión por matar a su hija

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

María del Mar Bermúdez, madre de Sandra Palo, la chica de 22 años violada y asesinada, entre otros, por Rafael García Fernández alias 'El Rafita' en 2003, ha señalado que el homicida de su hija "quizá no cometa otro crimen similar, pero seguirá haciendo daño a la sociedad".

En declaraciones a Europa Press, la madre de Sandra Palo ha defendido que la nueva detención de 'El Rafita' este viernes resulta "indignante", pero que no le "pilla de sorpresa": "Cuando él salió del centro de menores ya anuncié que iba a seguir delinquiendo, y no me estoy equivocando".

"Todo el mundo sabía que sus informes no eran favorables; sin embargo, estamos en las mismas", ha criticado María del Mar Bermúdez, "cansada" tras un nuevo hecho delictivo del asesino de su hija --esta vez por formar parte de una banda de robo de vehículos para su despiece en la Cañada Real-- y "resignada" porque lamenta que "nunca" le verá en prisión por ese crimen.

En este punto ha cargado contra la Justicia: "Está claro que no funciona la Ley de Menores ni el Código Penal". "Ojalá las penas fueran más duras", ha reclamado Bermúdez, recordando que 'El Rafita' tenía tan solo 14 años cuando violó, atropelló y finalmente quemó viva a su hija.

También ha tenido palabras para los políticos, a los que acusa de "no querer" hacer nada en este asunto, comparando el caso con la reciente defensa sobre la prisión permanente revisable que lideran los padres de Diana Quer, Marta del Castillo o Mari Luz: "Todos nosotros luchamos contra un muro. Nos han quitado a nuestras hijas. Son demasiadas víctimas. Pero llega un momento en el que la lucha o la dejas antes de empezar, o sigues adelante hasta el final".

Por último, la madre de la getafense Sandra Palo ha dicho a "todos aquellos que creen en la reinserción" que ella también confía en esa práctica, pero "de un preso común, no de un asesino" como 'El Rafita'. "A las pruebas me remito", ha apostillado Bermúdez.

CASI 15 AÑOS DEL ASESINATO

El asesinato de Sandra Palo cumplirá en mayo su decimoquinto aniversario. La joven de la localidad madrileña de Getafe desapareció en la madrugada del 17 de mayo de 2003 cuando regresaba de tomar algo con unos compañeros de un taller ocupacional al que solía acudir.

Desde entonces, María del Mar Bermúdez emprendió una lucha por lograr la modificación penal de la Ley que regula la responsabilidad penal de los menores. Su batalla la llevó hasta Estrasburgo junto a su marido para solicitar el endurecimiento de las penas a los menores a nivel europeo.

En 2008, solicitó ante el Parlamento europeo que los menores que hubieran cometido delitos muy graves pasaran a la cárcel al cumplir los 18 años, una cuestión que entonces fue admitida a trámite por el Parlamento Europeo, aunque finalmente no llegó a buen término.

Además, han organizado numerosas manifestaciones para reclamar estas medidas y puesto en marcha recogida de firmas para instar estos cambios legislativos. De hecho, llegaron a entregar en 2005 más de un millón de firmas ante el Congreso.

También pusieron en marcha la Asociación Sandra Palo (para la defensa de las libertades) a través de la cual se personan en numerosos casos judiciales. En la web, se exhibe desde que comenzó el 2013 la imagen de Sandra junto a la frase "10 años de lucha por una Justicia digna".

EL CRIMEN

La mañana del 17 de mayo de 2003 un camionero encontró el cuerpo carbonizado de Sandra en una cuneta junto a una empresa de rótulos en el municipio de Leganés.

Horas antes, la joven fue obligada por cuatro jóvenes, tres de ellos menores de edad, a subirse a su coche para trasladarla a un descampado, donde la violaron y atropellaron hasta siete veces, la rociaron con gasolina y la quemaron.

Los implicados del crimen fueron Francisco Javier Astorga Luque, apodado 'El Malaguita' (único mayor de edad del grupo), Ramón Santiago Jiménez y Ramón y José Ramón Manzano Manzano, alias 'Ramoncín', ambos de 17 años. También participó en el crimen Rafael García Fernández, El Rafita, que entonces tenía 14 años y era miembro de la banda 'El Chupete'.

'El Malaguita' fue condenado a 64 años de prisión por tres delitos de violación y uno de asesinato con los agravantes de alevosía y ensañamiento. Ramón y Ramoncín fueron penados a cumplir ocho años de internamiento y cinco bajo libertad vigilada.

Mientras que 'El Rafita' cumplió cuatro años condenado en un centro de internamiento. También estuvo unos nueve meses en prisión entre agosto de 2013 y mayo de 2014 por un delito contra la seguridad vial y por atentado contra la autoridad, tras ser detenido por agentes de Policía Local de Getafe pertenecientes a la subinspección de Perales del Río.

AMPLIA CARRERA DELICTIVA

'El Rafita', a sus 29 años, ha sido detenido por última vez este viernes, como miembro de una banda muy activa dedicada al robo y despiece de vehículos en la Cañada Real Galiana. Se ha presentado junto a su abogado poco antes de las 11 horas en comisaría, ya que pendía sobre él una orden de busca y captura. En la misma operación ya habían sido detenidos ya sus hermanos Eduardo, Ricardo y Daniel, que también han sido arrestados en otras ocasiones y que son multirreincidentes.

Rafael Fernández García --ahora García Fernández porque se cambió los apellidos para despistar a la Policía-- tiene una amplia carrera delictiva. A día de hoy, según han informado fuentes policiales, cuenta con una treintena de antecedentes policiales desde que es mayor de edad cometidos después y durante su etapa de libertad vigilada, es decir, mientras cumplía la segunda fase de las medidas judiciales establecidas por el crimen.