Madrid creará centro de emergencia para víctimas de trata y se les dará prioridad en el acceso a recursos de EMVS

Celia Mayer
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 21/11/2017 13:44:45CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid creará un centro de emergencia municipal específico destinado a las víctimas de trata y explotación sexual, aumentará las plazas municipales de alojamiento gracias a la creación de un recurso de alojamiento semiautónomo para las mujeres que culminan su proceso en el alojamiento protegido municipal y mejorará el acceso a la vivienda con la inclusión de las víctimas de prostitución forzada acreditadas por los servicios municipales como colectivo de acceso prioritario a los recursos de la EMVS.

Son algunas de las medidas que la delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, ha presentado este martes en la comisión de Equidad, Derechos Sociales y Empleo incluidas en el documento de trabajo para la elaboración colectiva de la hoja de ruta contra la trata y la prostitución forzada, documento que pone disposición de los grupos políticos y las entidades sociales y que se presentará para su aprobación en Pleno, una vez incorporadas las aportaciones.

En una comparecencia, a petición propia, Mayer ha detallado esta propuesta, elaborada desde la Dirección General de Prevención y Atención frente a la Violencia de Género. Pivota sobre ejes como la investigación para conocer la realidad de estos fenómenos, la concienciación social y la educación afectivo-sexual contra esta forma de violencia machista, el reforzamiento de la detección de casos desde los servicios municipales de proximidad y la coordinación con los organismos competentes, además de dar una respuesta integral a las víctimas con el acompañamiento a las mujeres como prioridad.

LIBRO BLANCO

La delegada ha concretado que con la investigación se pretende conocer exhaustivamente la realidad de la trata y la prostitución forzada en Madrid y las necesidades de las mujeres que se encuentran en esta situación. Se hará a través de un grupo de trabajo en el Observatorio Municipal sobre Violencia contra las Mujeres, además de analizar y debatir los diferentes modelos de lucha contra la trata desde el ámbito local para realizar un libro blanco con el apoyo de expertos y expertas en la materia, así como de entidades que trabajan en el sector.

También se llevará a cabo un estudio del número, las características y el alcance de los recursos destinados a la protección y a la atención integral de víctimas de trata y explotación sexual en Madrid para poder adecuar la intervención de los servicios municipales a las exigencias de la situación real.

CONCIENCIACIÓN CONTRA LA NORMALIZACIÓN DE LA VIOLENCIA MACHISTA

El eje de concienciación y educación afectivo-sexual luchará contra la normalización de la violencia machista con información que contrarreste mitos y aproxime a la ciudadanía al grave abuso que supone. También se concienciará a la comunidad educativa contra la trata de mujeres y la explotación sexual como una de las formas más graves de violencia machista y todo para contribuir a transformar las relaciones de género y especialmente la visión de la sexualidad masculina como ejercicio de poder sobre las mujeres.

La hoja de ruta presentada por Celia Mayer busca sensibilizar frente a la trata y la explotación sexual a potenciales clientes de prostitución desde los servicios de proximidad de los barrios. Como propuestas concretas se trabajará en colaboración con asociaciones vecinales y del ámbito educativo que se están organizando frente a la presencia de flyers "en los que se cosifica a las mujeres".

También se organizará una exposición itinerante que recorrerá los 21 distritos, acompañada de conferencias y talleres en centros educativos que promuevan la concienciación frente a esta "grave violación de derechos humanos", y se incluirá un módulo específico sobre trata y explotación sexual en los proyectos de prevención de las diferentes manifestaciones de la violencia machista en el medio educativo.

Igualmente se incluirá una línea de subvenciones para apoyar actuaciones de educación afectivo-sexual en el medio educativo y se desarrollará una línea de concienciación frente a la trata y la explotación sexual, dirigida a hombres potenciales clientes, desde el trabajo de proximidad.

En cuanto a la detección y coordinación, el Gobierno municipal propone reforzar la capacidad de los servicios municipales para detectar posibles casos de víctimas de trata y explotación sexual y para realizar una derivación adecuada, mediante formación en los servicios considerados posibles puertas de entrada de casos --como Samur Social, Policía Municipal, Madrid Salud y Servicios Sociales-- y protocolos de derivación.

El documento ahonda en la mejora de la respuesta ante la detección de posibles víctimas menores de edad, incrementar el trabajo de coordinación con entidades de la sociedad civil que trabajan en Madrid en atención integral a las víctimas y mejora la coordinación entre servicios municipales para facilitar la intervención interdisciplinar con las víctimas.

Se contará con la Agencia para el Empleo, Samur Social, EMVS, Servicios Sociales y la Red de Atención a Víctimas de Violencias de Género. Además se intensificará la coordinación con instituciones públicas supramunicipales con competencias en la materia para, por ejemplo, crear una mesa de trabajo con la Comunidad de Madrid para hacer frente a los casos de víctimas más vulnerables, con especial atención a las menores de edad, o la generación de espacios de interlocución permanente con Policía Nacional, Fiscalía y Judicatura.

El eje de acompañamiento a las víctimas y trabajo para su autonomía busca la reparación y la atención integral a las mujeres en esta situación eliminando los obstáculos de las mujeres víctimas de trata en su acceso a derechos sociales básicos. De este modo se garantizará la protección y la atención especializada a las víctimas que precisan alojamiento de emergencia mediante la creación de un centro de emergencia municipal específico y aumentarán las plazas municipales de alojamiento con la creación de un recurso de alojamiento semiautónomo para las mujeres que culminan su proceso en el alojamiento protegido municipal.

Además se mejorará el acceso a la vivienda, con la inclusión de las víctimas de trata y prostitución forzada acreditadas por los servicios municipales como colectivo de acceso prioritario a la vivienda pública (EMVS); se mejorará la actuación de los recursos municipales de la red de atención integral a víctimas de trata y prostitución forzada tras un proceso de evaluación externa; y mejorará el modelo de intervención para lograr la integración social y laboral de las víctimas.

Para ello el Ayuntamiento incrementará las becas a mujeres con dificultades de inserción, revisando el modelo de intervención socio-laboral de los recursos municipales para incorporar las conclusiones del proyecto europeo 'Building Choices' tras su finalización y apoyando la realización de itinerarios prelaborales en colaboración con entidades especializadas.