Madrid firmará el convenio de carreteras con Fomento cuando tenga "escenarios creíbles" de ejecución y presupuesto

 

Madrid firmará el convenio de carreteras con Fomento cuando tenga "escenarios creíbles" de ejecución y presupuesto

Actualizado 24/10/2007 23:01:28 CET

Lamela dice que "la última oportunidad" para presupuestar las inversiones es 2008 pues después de marzo "habrá otro gobierno"

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid firmará el convenio sobre carreteras que ayer le propuso el Ministerio de Fomento cuando el documento "esté definido, cerrado y concretado, en escenarios creíbles y con presupuesto".

Así lo aseguró hoy el consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, tras reunirse con el secretario de Estado de Infraestructuras y Planificación, Víctor Morlán, un encuentro del que el responsable madrileño salió con la convicción de que la participación de la comunidad autónoma en las Cercanías "se pospone sine die".

Por ello, advirtió de que el Plan de Cercanías diseñado por el Ejecutivo autonómico hasta 2012 "se pondrá en marcha" igualmente y confió en que Fomento "recepcione" las obras en algún momento.

Lamela insistió en que el plazo límite de 2015 propuesto por Fomento para licitar las actuaciones recogidas en el acuerdo es muy largo, pues "es ahora cuando toca realmente cerrar este capítulo y dejarlo despejado para el futuro, gobierne quien gobierne, porque esto de las infraestructuras no es un tema político, está por encima de la ideología". "La última oportunidad que tiene el Gobierno actual de España para contemplar esas inversiones es el Presupuesto General del Estado. A partir de 2008 habrá otro gobierno. Yo espero que sea del PP, pero en todo caso habrá otro", advirtió.

El consejero madrileño subrayó que "lo que necesitan los madrileños es no estar atascados todos los días en la A-1, la A-6 o en la carretera de Toledo, y eso está por encima de cualquier criterio político".

"No queremos firmar un documento para guardarlo en un cajón ni para hacerse nadie la foto por el mero hecho hacerse la firma", aseguró Lamela, convencido de que, "salvo que se estudien y acepten" las enmiendas que el PP presentará en el Congreso al PGE de 2008, "lo que hoy está contemplado dista mucho de lo que Madrid necesita y de poder plantearnos, en terminología política, que esa discriminación histórica con Madrid ha terminado".

A su juicio, si Madrid no resulta beneficiada en la tramitación de enmiendas supondrá que lo que quiere el Ejecutivo de la Nación "no es más que pasar el 2008 como sea o, lo que es lo mismo, en este caso para el presidente del Gobierno, pasar hasta marzo como pueda, y eso es malo".

"si hay realmente una voluntad política de hacer inversiones en Madrid, las que necesitan los madrileños, no pueden ser buenas palabras y reuniones más o menos interesantes o intensas, sino dotación económica en los PGE de 2008", remarcó.

"DINERO MEJOR GESTIONADO" EN MANOS DE MADRID

El titular de Transportes e Infraestructuras del Gobierno de Esperanza Aguirre dijo haber planteado a Morlán la posibilidad de que la Comunidad de Madrid asuma las obras que Fomento contempla para la región pues, en su opinión, serán acometidas en un plazo mucho más corto, una posición que consideró especialmente interesante en el caso del traspaso de la M-40, por tratarse del "escenario más complejo y dilatado".

"Ese dinero estaría mejor gestionado en manos de la Comunidad. Que nos pongamos de acuerdo en el dinero necesario y se nos transfiera la M-40, que seguro que algunos años de ventaja les sacamos", auguró Lamela.

En todo caso, Lamela quiere que el traspaso de la M-40 se negocie en una mesa monográfica, por ser una vía "enormemente compleja". Según sus palabras, el secretario de Estado de Infraestructuras, que no compareció ante la prensa, aseguró durante la reunión que la inversión que Fomento destinaría para "renovar o modernizar" dicha autovía no serían 400 millones, como se apuntó inicialmente, sino "más de 530 millones de euros".

Además, en respuesta a su petición, Morlán no habría descartado la constitución de un órgano de trabajo específico pero lo condicionó a "una evaluación previa" en la reunión técnica que directores generales de ambas administraciones mantendrán la próxima semana.

CARRILES-BUS Y VIBRACIONES DEL TREN EN GETAFE

También en el ámbito de las carreteras, el consejero de Transportes e Infraestructuras aseguró haber apreciado "sensibilidad" en Morlán sobre dos asuntos que la Comunidad considera "enormemente urgentes": la ampliación del carril-bus de la A-6, cuyo trazado no gusta al Gobierno regional, y la R-1 (radial de peaje alternativa a la carretera de Burgos) con su plataforma para autobús respectiva.

El ofrecimiento del secretario de Estado en ambos casos sería, según Lamela, "estudiar" con la Comunidad de Madrid el tema y "valorar distintos posibles trazados para modificar algunas cosas complicadas".

Otro compromiso que Lamela dijo haber 'arrancado' a Morlán es la celebración de una reunión con ADIF "a la mayor brevedad posible" para abordar los ruidos y vibraciones que sufren ciudadanos de Getafe como consecuencia del paso del tren.

"Tenemos un problema con los ciudadanos que tenemos que resolver, que tiene que resolver ADIF, quien es responsable de no haber realizado una actuación correcta que hoy produce perjuicios a los ciudadanos, ruidos y temblores", concluyó el consejero madrileño.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies