Madrid y Murcia, las comunidades con menos consejerías

Actualizado 28/03/2010 18:25:20 CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid y la Región de Murcias son las autonomías españolas con menos consejerías, nueve cada una, mientras que las que más tienen son Cataluña, con 14 y Andalucía con 13, pese a la reciente supresión de los departamentos de Justicia y Administración Pública y de Vivienda y Ordenación del Territorio andaluces.

Según los datos recabados por Europa Press en las 17 comunidades autónomas, Cataluña lidera ahora el ranking autonómico con 14 consejerías, las mismas que tenía al inicio de la legislatura, y una más que Andalucía y la Comunidad Valenciana, que cuentan actualmente con 13.

Por detrás se sitúan Baleares, Navarra y Castilla y León, con doce consejerías; Aragón, Extremadura y País Vasco, con once; Castilla La Mancha, Galicia, Cantabria, Canarias, La Rioja y Asturias, con diez; y Murcia y Comunidad de Madrid, con nueve.

REDUCCIÓN PAULATINA EN MADRID

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha remodelado su Gobierno cuatro veces en lo que va de legislatura, lo que ha fomentado el peregrinaje de algunos de sus consejeros de cartera en cartera y ha permitido la supresión de seis consejerías para ajustar el estado de la Administración a la situación de crisis económica.

Aguirre conformó con 15 personas su segundo equipo de Gobierno en mayo de 2007 tras ganar las elecciones autonómicas. Por aquel entonces, los hombres fuertes eran Ignacio González, que ocupaba la Vicepresidencia y Portavocía, y Alfredo Prada, que asumía la Vicepresidencia segunda y la Consejería de Justicia y Administraciones Públicas.

Francisco Granados ocupaba entonces la Consejería de Interior, Manuel Lamela la de Transportes, Fernando Merry del Val la de Economía, Engracia Hidalgo la de Hacienda, Beatriz Elorriaga la de Medio Ambiente, Isabel Mariño la de Vivienda, Paloma Adrados la de Empleo y Mujer y Juan José Güemes la de Sanidad.

El Ejecutivo también lo componían Lucía Figar (Educación), Javier Fernández-Lasquetty (Inmigración), Gador Ongil (Familia y Asuntos Sociales), Santiago Fisas (Cultura) y Alberto López Viejo (Deportes).

La primera remodelación de Gobierno se produjo en junio de 2008, cuando Aguirre anunció la salida de su Ejecutivo de Alfredo Prada, Manuel Lamela, Beatriz Elorriaga, Gador Ongil y Fernando Merry del Val. Esta situación permitió a la presidenta madrileña unir sus dos vicepresidencias en una y reducir el número de consejerías para "apretarse el cinturón" y afrontar de la mejor manera posible la crisis.

Así, la Consejería de Hacienda se unió con la de Economía y se puso al frente de la nueva cartera a Antonio Beteta, que hasta entonces era portavoz del PP en la Asamblea de Madrid. Ana Isabel Mariño asumió las competencias de Medio Ambiente y las sumó a sus labores el frente de la Consejería de Vivienda y Francisco Granados se quedó con todo lo relacionado con la Justicia.

LA SEGUNDA CRISIS DE GOBIERNO LLEGÓ CON EL GÜRTEL

Ocho meses después de remodelar por primera vez en la legislatura su Gobierno, Aguirre emprendió una nueva reforma tras conocer que uno de sus consejeros, Alberto López Viejo, podría verse salpicado por la trama de corrupción 'Gürtel'. En este caso, también se suprimió una Consejería, la de Deportes, cuyas competencias cayeron en manos del vicepresidente, Ignacio González.

Ya en el mes de junio y después de que el PP ganara las elecciones europeas, el consejero de Cultura Santiago Fisas anunció su intención de dejar el cargo para ocupar un escaño en el Parlamento europeo. González nuevamente fue la persona que recibió las competencias en esta materia, convirtiéndose en vicepresidente, portavoz de Gobierno y consejero de Cultura y Deportes.

Hoy, con la salida la semana pasada de Juan José Güemes del Ejecutivo, el equipo de Aguirre afronta su cuarto lavado de cara. Su salida de Sanidad ha hecho que el hasta ahora consejero de Inmigración y Cooperación, Javier Fernández-Lasquetty, asuma su responsabilidad y que la Consejería que hasta ahora regentada se fusione con Empleo y Mujer, a cargo de Paloma Adrados.

Con esta última reforma, la Administración regional queda compuesta por una Vicepresidencia y Consejería de Cultura y Deportes y por las consejerías de Presidencia, Justicia e Interior, Educación, Sanidad, Familia y Asuntos Sociales, Empleo, Mujer e Inmigración, Economía y Hacienda, Transportes y Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies