Madrid será la sede de una nueva Corte de Arbitraje internacional centrada en conflictos con componente latinoamericano

Rafael Catalá y Engracia Hidalgo durante la firma del acuerdo
EUROPA PRESS
Publicado 18/12/2017 12:09:46CET

Las nuevas Cortes unificarán la Cámara de Comercio de España, la Cámara de Comercio de Madrid y la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Madrid será la sede de una nueva Corte de Arbitraje, resultado del acuerdo entre la Cámara de Comercio de España, la Cámara de Comercio de Madrid y la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA), centrada en conflictos con componente latinoamericano.

Los presidentes de las tres cámaras, José Luis Bonet (Cámara de Comercio de España), Juan López-Belmonte (Cámara de Comercio de Madrid) y Juan Serrada (CIMA) se han reunido este lunes en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación para firmar un acuerdo de intenciones para la creación de una comisión que trabajará durante tres meses en el desarrollo de las bases del proyecto para su instauración definitiva.

Durante la firma han estado también presentes el ministro de Justicia, Rafael Catalá; la consejera de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo; y la secretaria de Comercio, Marisa Poncela.

Este acuerdo, según han explicado las tres instituciones de arbitraje, pretende reforzar el liderazgo de España como centro internacional de resolución de conflictos comerciales y proporcionar a los operadores económicos a nivel global y, en particular, en Europa y Latinoamérica, un servicio eficiente y ágil de resolución de conflictos comerciales e internacionales.

El secretario general de la Cámara de España, Adolfo Díaz-Ambrona, que ha atendido a los medios tras la firma, ha redundado en la importancia de cubrir ese "nicho" de conflictos empresariales internacionales con componente latinoamericano y ha asegurado que la nueva institución se basará en tres principios: plena autonomía, absoluta independencia y total transparencia.

Por su parte, el director gerente de la Cámara de Comercio de Madrid, Carlos Prieto, que también ha atendido a los medios tras la firma, ha señalado que esta unión no se ha realizado antes porque ha sido un acuerdo "complicado". "Cuando uno va a unirse a su competidor siempre encuentran razones para no hacerlo", ha incidido.

Por último, el presidente de CIMA, ha destacado el "valor" que aportan las cámaras de arbitraje, ya que resuelven conflictos "rápidamente", que de otra manera, y por la vía judicial, podrían quedar "empantanados" durante mucho tiempo.

JUSTICIA "NO DESCARTA" REFORMAS EN LA LEY DE ARBITRAJE

Durante su intervención, Rafael Catalá ha agradecido la "generosidad" de las tres cortes de arbitraje para acordar una unión y ha adelantado que desde su Ministerio "no descartan" plantear una reforma de la Ley de Arbitraje de 2003, para "blindar de alguna manera" los laudos de las Cortes de Arbitraje ante las impugnaciones de la jurisprudencia.

A su vez ha señalado que los servicios de esta nuevas Corte no deberían estar limitado a las empresas grandes y que deberían aplicarse también a empresas de mediano o incluso pequeño tamaño y ha reivindicado la importancia de la seguridad jurídica en la creación de empleo y riqueza.

Por último apuntado que "sería interesante" hacer una campaña de divulgación tanto a nivel nacional como autonómico para explicar a la población la importancia de la relación entre el arbitraje y la jurisprudencia, que "a veces es tensa", pero que es necesaria para crear un país "atractivo" para los inversores.