Madrid ve insuficiente el Plan Integral de la Automoción y denuncia la nula receptividad de Sebastián a sus propuestas

Actualizado 24/02/2009 17:41:04 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La viceconsejera de Economía, Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, Eva Piera, denunció hoy, tras la reunión de la Conferencia Sectorial de Industria celebrada en Madrid, que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, "en un alarde de provocación y con una desafortunada intervención institucional, propias de algún otro ministro cesante, ha arremetido contra la Comunidad de Madrid y Anfac, por poner de manifiesto las grandes carencias y la ineficacia del denominado Plan Integral de Automoción que ha elaborado su Departamento".

El Gobierno regional considera que éste es un "plan ineficaz e incompleto", que requiere de importantes medidas complementarias para la industria de la automoción, con actuaciones decididas que reactiven de forma directa la demanda, que den soluciones específicas a los problemas de financiación de las empresas del sector, que aborde los problemas de competitividad de esta industria a largo plazo y que no excluya al sector de la distribución.

Piera recordó que si bien esta industria está sufriendo una crisis a nivel internacional, España está sufriendo una caída de la demanda cuatro veces superior a la media europea y las empresas de toda la cadena de valor de este sector está protagonizando continuos EREs, reajustes de empleo y cierres. "Una de las medidas que proponemos para reactivar las ventas es un nuevo Plan Prever con ayudas directas, que está teniendo en otros países un efecto positivo de repunte de la demanda", indicó la viceconsejera.

Además el Gobierno regional madrileño puso de manifiesto la falta de coordinación real con las Comunidades Autónomas, a cuyos titulares de Industria desplazó a Santiago de Compostela a finales de noviembre con la promesa de que el Ministerio trabajaría en un plan integral en colaboración con todos los agentes y los gobiernos regionales, "una coordinación que nunca ha promovido formalmente el Ministerio".

Las sugerencias hechas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, indican desde la Consejería de Economía, coinciden en gran medida con las apreciaciones que ha recibido del resto de agentes sociales y económicos, ya que el Plan no agrada a las empresas fabricantes (Anfac lo ha calificado como "la pérdida de una gran oportunidad para poner en marcha medidas a corto plazo que incentiven la demanda"), no agrada a las organizaciones sindicales (UGT que lo juzga de "insuficiente" y UGT "vacío de contenidos específicos para el sector", no agrada al sector de la distribución de automóviles, a los que deja fuera y no agrada a muchas Comunidades Autónomas, con las que no se ha colaborado.

Según Piera, el complicado escenario por el que atraviesa el sector se plasma también en los datos proporcionados hoy por el Ministerio, ya que la Orden de 800 millones que ha estado abierta sólo durante 20 días, ha recibido peticiones de ayudas por más de 4.100 millones de euros de 413 empresas, más de 5 veces superior a la cuantía de la Orden. Sólo en la Comunidad de Madrid se han presentado 33 proyectos por un importe de 342,7 millones de euros.

Aclaró que el Gobierno de Aguirre, a través de su Consejería de Economía y Hacienda, trabaja desde hace tiempo con planes estratégicos para la Comunidad de Madrid en varios sectores clave de su economía, entre otros desde luego el sector industrial y el de la automoción, además de estar adoptando importantes iniciativas en materia financiera para las pymes.

El sector del automóvil es estratégico en la Comunidad de Madrid, ya que aporta alrededor del 17,74% del PIB industrial de la región y es responsable del 6% de la producción nacional, integrando a más de 5.100 empresas que emplean a más de 310.000 personas de forma directa e indirecta.

Es fundamental, concluyó Piera, "que se abra la vía de la colaboración efectiva entre el Ministerio con todos los agentes económicos y administraciones regionales y no se pierda la oportunidad de hacer un verdadero plan integral de automoción para hacer frente a la dramática situación que está viviendo el sector, y que se abandone por parte del Ministro la posición de confrontación que muestra falta de responsabilidad y poco sentido de Estado ante la mayor crisis económica e industrial que ha vivido España en su historia reciente".