Manos Limpias presenta una denuncia contra la AMTA por presuntos malos tratos a un tutelado

Actualizado 15/09/2014 10:27:29 CET

Este organismo mantiene al joven de 29 años interno en un psiquiátrico, a pesar de sufrir una "enfermedad orgánica", según informes médicos

   MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato Manos Limpias ha presentado una denuncia ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) contra la Agencia Madrileña para la Tutela de Adultos (AMTA) por presuntos malos tratos a uno de sus jóvenes tutelados, que actualmente está interno en un centro psiquiátrico a pesar de padecer una enfermedad "orgánica" y no mental, según recogen informes médicos.

   La denuncia se presenta en el marco de la investigación abierta por presuntos delitos económicos sobre la Fundación AFAL, que trabaja con personas enfermas de alzheimer, por supuestamente desviar fondos de los tutelados, hechos ya investigados por el Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid.

   El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ha explicado a Europa Press que la madre se presentó en la UDEF y sus agentes "por humanidad" le comentaron que tomarían "cartas en el asunto". "Pilar lleva más de un año sin ver a su hijo", ha señalado.

   La madre del joven, Pilar Castillejo, lleva meses reclamando la tutela de su hijo con el fin de poder trasladarlo al Hospital Clínico de Madrid para continuar con un tratamiento médico. En este sentido, el pasado julio, Manos Limpias se dirigió al AMTA para que se procediera a su traslado.

   En el escrito, al que tuvo acceso Europa Press, el sindicato señala que "se han emitido varios informes médicos en el sentido de que el tutelado no padece ninguna enfermedad psiquiátrica y que su tratamiento debe efectuarse en el Clínico", un tratamiento que ya había empezado hace tiempo y que el AMTA interrumpió.

   El pasado 10 de julio, Manos Limpias presentó una denuncia ante la UDEF por presuntos malos tratos, lo que sería judicialmente un delito de lesiones. En el escrito judicial, insisten en que el joven "tiene una enfermedad que no es psiquiátrica". "El tratamiento en el psiquiátrico de Ciempozuelos "no solamente es vejatorio, sino también de malos tratos", recoge la denuncia.

   Además, expone que el centro impide a su madre visitar a su hijo y que se le esté dando un tratamiento que supuestamente "no está homologada por la Unión Europea".

   En cuanto a los presuntos delitos económicos, señala que "existe una presunción más que razonable de que el Hospital Psiquiátrico de Ciempozuelos, Fundación AFAL y AMTA, al gestionar los fondos de los tutelados pueden estar lucrando ilícitamente, lo que podría suponer unos delitos económicos y cuya deriva pudiera presuntamente desembocar en un blanqueo de capitales".

   Según Manos Limpias estos hechos ya se han puesto en conocimiento de los juzgados. En virtud de la denuncia, pide a la UDEF que "admita" la misma y actúe conforme a derecho corresponda.

   El secretario general del sindicato ha adelantado que presentarán en los Juzgados de Valdemoro un informe con documentación y fotografías que acreditan los malos tratos sufridos.

HECHOS DENUNCIADOS

   La madre del tutelado recientemente presentó ante estos juzgados una querella criminal contra el centro psiquiátrico en el que se encuentra, el San Juan de Dios de Ciempozuelos, y la propia AMTA, a los que acusa de obstaculizar el camino para recuperar la tutela de su primogénito.

   En el documento, la querellante centra como hecho principal que Juan Pablo, su hijo, actualmente incapacitado desde una sentencia de marzo de 2009 y bajo la tutela del AMTA, está ingresado en el centro psiquiátrico denunciado desde el año 2010 "a pesar de no sufrir trastorno psiquiátrico o mental alguno sino meramente orgánico".

    Fuentes de la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, de la que depende la AMTA, explicaron a Europa Press que el organismo se limita a obedecer "mandatos judiciales" --en este caso es el juzgado el que no aprueba el cambio de tutela--.

   "Estamos al servicio del sistema judicial", destacaron las mismas fuentes, que detallan que se encargan de la tutela de los adultos cuando el juez entiende que no hay nadie que se pueda encargar de ellos. Si tienen capacidad económica, los tutelados se pagan su plaza y en el caso de que no, se aplica la ley de dependencia. Además, añaden que no cobran nada por estos servicios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies