Mariño dice que ella no contrataba y defiende la labor de la Fundación Arpegio

Ana Isabel Mariño
EUROPA PRESS
Publicado 20/05/2016 14:29:25CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La expresidenta del Patronato de la Fundación Arpegio y diputada regional del PP, Isabel Mariño, ha insistido en que la Fundación Arpegio servía para "revertir el dinero a los madrileños" así como ha hecho hincapié en que ella no era la encargada de contratar en la institución.

Durante su comparecencia en la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid, la diputada regional ha manifestado que la Fundación contaba con una estructura de entre tres y cinco personas.

"Tenía un mínimo de personas trabajando porque no se quería cargar con demasiado personal y porque tenía el apoyo de todos los técnicos de las consejerías para poder desarrollar las acciones pertinentes", ha aseverado así como ha defendido que cuando ella llegó mantuvo al personal tal y como estaba.

Por otra parte, Mariño ha asegurado que no conoce a la abogada Elisa de Nuez, quien realizó un informe desfavorable previo a que ella fuera la presidenta del Patronato. "Esta señora es poco profesional y muy errática, lo que ella ha dicho para mi es papel mojado. No voy a valorar lo que una señora ha valorado sin ningún dato.", ha trasladado.

La diputada del PP ha subrayado que, aunque era ella misma "la responsable", era la directora gerente la que se encargaba de contratar. "La contratación se hacía de acuerdo a la legislación vigente, teníamos unos planes de actuación", ha dicho.

PSOE: "600.000 EUROS A MEDIOS AFINES"

Por otra parte, la portavoz del PSOE en la comisión, Nani Moya, ha trasladado que la Fundación Arpegio contaba con "un sistema de financiación de medios afines" ya que está les dio "600.000 euros a medios afines".

"Esto no era una ayuda, era un convenio, una decisión que adoptamos en mi Consejería, a través de mi departamento de comunicación, para desarrollar convenios de comunicación", ha defendido a continuación Mariño.

La parlamentaria ha defendido que los medios elegidos fueron tales porque, entre otras razones, les "sacarían en páginas preferentes" y porque pedían "cuantías" que podían asumir.

Estas palabras han sido reprobadas por Moya, que ha subrayado que "no creo que un Gobierno de todos deba manejar el dinero público de esa manera sesgada ideológicamente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies