Mariño y Victoria inauguran un sendero para personas con discapacidad visual

Estrella, acompañada de su perra Sindy.
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 19:21:59 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, y el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, recorrieron hoy acompañados por un grupo de personas con discapacidad visual la senda que el Director Conservador del Parque Natural de Peñalara, Juan Vielva, ha adaptado para personas discapacitadas en Rascafría.

El camino, que mide 1,7 kilómetros, presta especial atención a los olores, rodeando cada tramo de plantas aromáticas. El sendero cuenta con un dispositivo que reproduce los sonidos del Valle, una trucha de bronce bajo el agua, un mural representativo de la geología y cartelería braille.

"Un teléfono situado en la pared nos permite oír un paso sonoro que recorre el Río Lozoya desde las cumbres de Peñalara al fondo del valle frente al monasterio del Paular", ha leído Estrella, una chica invidente, acompañada de su perra Sindy.

Esta senda que une el casco urbano de Rascafría con el Monasterio del Paular y el Puente del Perdón es uno de los muchos proyectos que Juan Vielva ha llevado a cabo durante sus 23 años de gestión del Parque Natural de Peñalara.

Vielva, acompañado de una rama a modo de bastón, ha confesado que lo más le agradece a su larga experiencia profesional ha sido la Restauración de Valcotos, una antigua estación de esquí que eliminó gran parte de la vegetación natural. Sin embargo, afirma que lograr acondicionar este sendero "ha sido inmensamente gratificante".

Mariño ha recordado que la Comunidad ya ha adaptado para personas con discapacidad 37 kilómetros de los 2000 que la Comunidad tiene en 169 sendas. La consejera ha declarado que el sendero pertenece al programa de 'Descubre tus Cañadas-Adapta', que ha sido elegido por el Ministerio de Agricultura como "un ejemplo de buenas prácticas a seguir".

Asimismo, Victoria ha dicho que la Comunidad de Madrid está trabajando por una "comunidad sin barreras" y ha destacado la colaboración de la Comunidad con la ONCE, desde 2008, así como en el entrenamiento de perros guía.

La acción pertenece al III Plan de Discapacidad que la Comunidad acaba de aprobar y que, según los consejeros, "va a suponer, en los próximos años [durante un plan de tres ejercicios], destinar 1.600 millones de euros para medidas de integración".