Más de 200.000 fármacos dispensados en el primer día del nuevo sistema de pago en farmacias de la Comunidad

Farmacia
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2013 20:49:55 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer día de aplicación del nuevo sistema de dispensación de recetas mediante la lectura de la banda magnética de la tarjeta sanitaria se ha saldado con la tramitación de más de 200.000 fármacos y su actividad durante este viernes ha transcurrido con total normalidad, según ha informado la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Hasta las 15 horas de hoy un total de 197.395 dispensaciones de fármacos han sido tramitadas a través del SISCATA, con un importe total de 2.142.782,01 euros. Se prevé que al final de la jornada se hayan superado ampliamente las 200.000 dispensaciones.

Con esta nueva aplicación, las 2.511 oficinas de farmacia que lo han implantado pueden comprobar, sólo con pasar la banda de la tarjeta sanitaria por un lector, los códigos de aportación farmacéutica de cada usuario y su límite máximo de aportación mensual establecidos por el nivel de renta que vienen reflejados en la recetas y que entraron en vigor el pasado 1 de julio tras la aprobación del Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril.

Esta nueva aplicación informática sustituye el documento de dispensación que empleaban los pensionistas desde el pasado 1 de septiembre y que evitaba cualquier exceso en la aportación farmacéutica. Con el SISCATA, los pensionistas ya no necesitan utilizar el documento de dispensación que puso en marcha provisionalmente la Consejería de Sanidad.

A partir de hoy, el farmacéutico puede consultar en el mismo momento de la dispensación, mediante la lectura de la banda de la tarjeta sanitaria, la cantidad que le queda a un pensionista para llegar al límite máximo de aportación mensual, es decir, 8,14 euros 18,32 euros ó 61,08 euros según sus ingresos. A partir de ahí, el tratamiento se le facilita sin coste adicional.

La Consejería de Sanidad recuerda a los usuarios que deben presentar la tarjeta sanitaria para la retirada de los medicamentos, así como para facilitar a los farmacéuticos el cálculo en el momento de los topes en la aportación. En el caso de que no funcione la lectura de la banda, el paciente deberá solicitar una nueva en su centro de salud.

Si esto le ocurre a un pensionista, la Consejería de Sanidad controlará igualmente el tope de la aportación a través de la comprobación de las propias recetas y devolverá, como hasta ahora, de forma automática, posibles excesos en la aportación a posteriori.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies