Más de 28.220 trabajadores se vieron afectados por EREs

Actualizado 25/01/2012 16:13:54 CET

El 44% se ha visto afectado por suspensiones, el 21,38% por reducciones de jornada y el 34,5% por extinciones

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 28.223 trabajadores, pertenecientes a 982 empresas madrileñas, se vieron afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) entre enero y septiembre del pasado año, un 38,9 por ciento más que en el mismo periodo de un año antes, según ha denunciado este miércoles UGT en un comunicado.

Según el sindicato, los datos acumulados sobre EREs en el tercer trimestre del 2011 relativos a la Comunidad de Madrid dan cuenta de que 982 empresas presentaron en ese periodo algún tipo de ERE, una cifra que representa un incremento del 12,3 por ciento respecto al mismo periodo de 2010, cuando se registraron 874 ERES.

"El aumento porcentual es alto, reflejando una tendencia que se viene produciendo desde hace dos años y que establece la dimensión que la crisis ha adquirido en la Comunidad de Madrid", ha opinado UGT, que ha denunciado que "los EREs están siendo utilizados por los empresarios como un instrumento de ajuste de sus costes laborales".

Por su parte, el número de trabajadores afectados por EREs en la Comunidad de Madrid ha sido de 28.223 hasta septiembre de 2011, un 38,9 por ciento de aumento respecto al número de trabajadores afectados en el mismo periodo de 2010, 20.318 personas.

Este incremento es "muy superior al porcentaje de empresas", lo que a juicio de UGT "muestra que los EREs en la Comunidad de Madrid están siendo presentados por empresas de mayor tamaño en cuanto a número de trabajadores en plantilla".

SUSPENSIONES TEMPORALES Y REDUCCIONES DE JORNADA

Por otra parte, el sindicato ha mencionado como "especialmente preocupantes" los datos que reflejan un aumento de trabajadores afectados por EREs con suspensión temporal (12.445 personas), con un aumento registrado del 31,8 por ciento respecto a lo ocurrido en 2010, donde se vieron afectados 9.438 trabajadores en la Comunidad de Madrid.

También ha aumentado el número de trabajadores con reducción de jornada, alcanzando a 6.035 trabajadores en 2011 frente a los 3.467 del año anterior, lo que supone un 74,1 por ciento más.

"Tampoco es bueno el dato relativo al número de trabajadores afectados por ERE con extinción del contrato de trabajo", señala en sindicato, apuntando que éste es "es el más dramático" y se han visto afectados 9.743 trabajadores frente a los 7.413 de 2010, lo que supone un incremento del 31,4 por ciento.

Finalmente, UGT ha indicado que, "del total de trabajadores afectados por EREs en la Comunidad de Madrid, un 44,09 por ciento lo han sido por suspensiones, un 21,38 por ciento por reducción de jornada y un 34,5 por ciento por extinciones".

LA COMUNIDAD NO SE PREOCUPA

Ante estas cifras, UGT ha acusado al Gobierno regional de no tener "una especial preocupación en relación con la evolución del empleo y tampoco del aumento del número de EREs que se están produciendo y afectando a un elevado número de trabajadores y empresas de la región".

Además, ha criticado que "tampoco existe un cambio en la cultura empresarial tendente a mejorar la capacidad de gestión y la modernización de los métodos de producción de las empresas".

"El modelo empresarial que sigue predominando es el que vincula la competitividad con bajos salarios, precarización del empleo, escasa formación y degradación de las condiciones de trabajo, todo ello unido al mantenimiento de elevadas tasas de beneficios", ha añadido el sindicato.

Así, ha opinado que, ante estos datos, se aconseja "salvaguardar las garantías establecidas a favor de los trabajadores", lo que "significa que las empresas que pretenden un ERE deban aportar la documentación contable tanto de la empresa como de su Grupo, establecer un periodo de consultas, es decir negociación imprescindible con los trabajadores; elaborar un Plan Social que contemple medidas alternativas a los despidos y la intervención e informe de la Inspección de Trabajo, entre otras garantías".

"Desde UGT denunciamos aquellas prácticas empresariales que no tienen que ver con la crisis y donde los EREs que intentan tramitar no poseen la justificación necesaria y por el contrario se pretende, a través de ellos, degradar el empleo", concluye el comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies