Más de 445.000 trenes circularon en Cercanías Madrid en 2017 con una puntualidad del 96% y 241,7 millones de usuarios

Centro de Gestión de Cercanías en la estación de Atocha
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 13:56:50CET

Cerca de 25.000 usuarios presentaron reclamaciones y el 25% de las incidencias fueron por el uso del aparato de alarma

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de 445.000 trenes circularon en la red de Cercanías Madrid durante 2017 con una puntualidad media del 96,06 por ciento y un total de 241,7 millones de viajeros trasladados el año pasado (+3,8%), aunque un total de 25.000 usuarios presentaron reclamaciones sobre incidencias en el servicio.

A su vez, Cercanías Madrid detalla que el 25 por ciento de las incidencias que se registraron son a causa del uso de aparato de alarma instalado en los vagones.

Los datos de Cercanías apuntan a que más de 900.000 usuarios utilizan este servicio de transporte a diario con 1.336 trenes puestos en circulación cada jornada en sus nueve líneas comerciales, con una velocidad media de 50 kilómetros por hora.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación la directora general de Cercanías Madrid, Magdalena Bodelón, durante una visita al Centro de Gestión de Cercanías, ubicado en la estación de Atocha, que se encarga de controlar la operación ferroviaria en coordinación con Adif de cara a "minimizar" las posibles afecciones al viajero ante cualquier incidencia.

En este sentido, ha subrayado la operativa que despliega Cercanías de Madrid con un total de 907.489 usuarios diarios en sus líneas y con una capacidad cada tren de trasladar entre 800 y 900 viajeros.

Los trenes desplegados en 2017 a través de los 360 kilómetros de vía de la red alcanzaron una puntualidad de 96,06 por ciento (vehículos que llegan a su destino en menos de 3 minutos sobre la hora fijada), proporción muy similar a la de 2016 con dos décimas de descenso.

"Es decir, que cuatro de cada cien viajeros llegan tarde a su destino y esa es nuestra preocupación", ha subrayado la directora general de Cercanías Madrid.

La línea C-5 es la más utilizada seguida de la C-4 (que junto a las de Alcalá también presentan las frecuencias más cortas). Las estaciones con mayor volumen de pasajeros son las de Atocha, Nuevos Ministerios, Sol y Chamartín, precisamente las que enlazan el eje que discurre por la Castellana.

Bodelón ha recalcado que Atocha es la estación clave para la red de Cercanías pues discurren por ella todas las líneas comerciales, por lo que una incidencia en el servicio dentro de esta estación tiene una alta afectación.

A su vez, ha explicado que el 25 por ciento de las incidencias se producen por el accionamiento del freno de emergencia. Por ello, Cercanías lleva años desplegando una campaña informativa para reiterar la importancia de usar este mecanismo en situaciones justificadas, pues al activarse el tren está detenido entre 10 y 20 minutos y afecta también a los siguientes vehículos.

La red de Cercanías en la Comunidad de Madrid registró durante 2017 una media de tres activaciones al día del freno de emergencia ubicado en los trenes, algo que afectó a 700.000 viajeros y afectó a más de 2.700 vehículos durante el año pasado.

Según indicaron a Europa Press fuentes de Cercanías Madrid, solo un 10 por ciento del total de activaciones del freno de emergencia de la red fueron por causas justificadas, como su accionamiento por asistencia sanitaria a un viajero.

En febrero, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró en el Senado que las incidencias en la red de Cercanías de Madrid descendieron un 3,5 por ciento en el año 2017.

La directora general de Cercanías Madrid también se ha referido al proyecto de sistema de alertas sobre incidencias en el servicio al través de Twitter, pues la cuenta corporativa de la entidad tiene 80.000 seguidores. En este punto, también ha detallado que la edad media del usuario de Cercanías es de 36 años, es decir, clientes "digitalizados".

Por otro lado, Bodelón ha relatado que los trenes de Cercanías recorrieron 22 millones de kilómetros al año y que sus vehículos hacen una media diaria de 67.000 kilómetros, equivalente a dar "la vuelta al mundo cada día".

En Cercanías Madrid trabajan más de 1.250 personas y en su Centro de Gestión están destinados 50 operarios, con 26 personas desplegadas al día en los tres turnos en los que se distribuye el servicio.

El Centro de Gestión de Cercanías también cuenta con otro equipo operativo en Chamartín y realiza un seguimiento "en tiempo real" de los trenes que circulan en la red.

Las labores de control se reparten en tres equipos: tráfico y parque, información e instalación. También realiza las comunicaciones tanto en estaciones como en trenes.