Más de 5.000 personas participarán este domingo en la capital en la Carrera Proniño de la Fundación Telefónica

Actualizado 11/06/2011 17:30:50 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de 5.000 personas participarán este domingo en Madrid en la II Edición de la Carrera Proniño contra el trabajo infantil de la Fundación Telefónica, cuyo objetivo es recaudar fondos que irán destinados íntegramente al Programa 'Proniño' que desarrolla en Latinoamérica y que pretende "concienciar a la sociedad sobre el problema del trabajo infantil".

Según informa la fundación, los atletas Martín Fiz, Chema Martínez y Abel Antón apoyarán esta carrera, que está homologada por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) y tiene un recorrido de diez kilómetros. Asimismo, recuerda que habrá otra prueba de tres kilómetros y numerosas actividades infantiles paralelas a las carreras.

En el acto, que se celebra con motivo de la celebración este domingo del Día Internacional contra el trabajo infantil, estarán presentes el presidente de Telefónica Latinoamérica, José María Álvarez Pallete, y el vicepresidente de la Fundación Telefónica, Javier Nadal, que entregarán el cheque a los once niños 'Proniño' que han ganado el concurso 'Hoy Escolar' y que están esta semana en Madrid.

Asimismo, concreta que todos los circuitos se desarrollarán en las inmediaciones del Distrito C, en las Tablas, y que los ciudadanos que deseen obtener más información sobre el evento pueden hacerlo en la web 'www.carrerapronino.com'. La carrera se celebrará conjuntamente en España, Colombia, Ecuador, México y Guatemala, y ha sido calificada por la organización como "la más larga del mundo".

Durante la presentación de la carrera el pasado 19 de mayo, el atleta Chema Martínez comentó que se esperaba la participación de 5.000 corredores. También precisó que la inscripción para la carrera de diez kilómetros cuesta diez euros; que para la de tres kilómetros el coste es de cuatro euros; y que los niños podrán correr de forma gratuita. Mientras, Martín Fiz añadió que se habilitaría un dorsal cero para que los ciudadanos pudiesen donar la cantidad de dinero que quieran.