Más de 6.300 jóvenes de la región comienzan el proceso selectivo para ingresar en la Policía Nacional

Actualizado 12/11/2011 12:39:40 CET

En España, más de 36.000 jóvenes compiten por 153 plazas

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 6.379 jóvenes de la Comunidad de Madrid (17.59 por ciento) comienzan este sábado el proceso selectivo para ingresar en la Policía Nacional, con un examen de conocimientos que constituyen la primera fase de estas oposiciones, ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado.

En general, un total de 36.275 jóvenes comienzan las pruebas para ingresar en la Policía Nacional en alguna de las 27 sedes repartidas por toda España donde se llevarán a cabo los exámenes de conocimiento, que constituyen la primera fase de estas oposiciones para optar a las 153 plazas ofertadas.

Un porcentaje del 20,88 por ciento de los opositores son mujeres, es decir, más de 7.500, frente a las 4.336 que se presentaron en 2004, un 12,41 por ciento. Treinta años después de la incorporación de la mujer a la Policía Nacional, este cuerpo cuenta con casi 8.000 mujeres en todas las escalas y categorías.

Desde el año 2004, señala el comunicado, 340.687 personas se han presentado a las oposiciones a la Escala Básica de la Policía Nacional. Ésta no es la única vía para acceder al cuerpo, ya que cada año se convoca también el proceso selectivo para acceder a la Escala Ejecutiva, cuyo requisito es poseer una diplomatura universitaria.

La nota subraya que desde el año 2003 el Ministerio del Interior ha incrementado las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en casi un 40 por ciento. De esta forma, hoy la Policía Nacional cuenta con la mayor plantilla que nunca ha tenido, algo más de 72.800 efectivos, de los cuales unos 56.000 pertenecen a la Escala Básica.

En el proceso selectivo que comienza este sábado se sucederán una serie de pruebas con carácter eliminatorio durante casi seis meses. La primera de ellas, un examen de cien preguntas sobre ciencias jurídicas, ciencias sociales y materias técnico-científicas relacionadas con el temario que figura en la convocatoria.

Los que superen este cuestionario deberán realizar los ejercicios de aptitud física descritos en las bases. Posteriormente serán convocados para ejecutar uno o varios test dirigidos a determinar la personalidad y las aptitudes de los aspirantes para el desempeño de la función policial, además de una entrevista personal a partir de los resultados obtenidos.

Por último, tendrán que superar un reconocimiento médico orientado a comprobar que no concurre en el aspirante ninguna de las causas de exclusión. Además, los opositores podrán realizar, con carácter voluntario, un ejercicio de conocimiento de los idiomas inglés o francés, con el que se podrá mejorar hasta dos puntos la nota alcanzada en la primera prueba.

Quienes superen el proceso de oposición con todos sus requisitos serán nombrados policías-alumnos por el Director General de la Policía y de la Guardia Civil y se incorporarán a la Escuela de Ávila, donde realizarán un curso académico de nueve meses de duración, también de carácter selectivo, de formación profesional e irrepetible.

Una vez culminado dicho curso, los aspirantes completarán su instrucción mediante un módulo de formación práctica en el puesto de trabajo que se determine. En esta fase se valorarán rasgos personales tales como responsabilidad, dedicación, disciplina, integridad, espíritu de equipo, decisión y corrección.

Los aspirantes que superen las oposiciones, el curso de formación y el periodo de prácticas, serán nombrados policías nacionales, pero su instrucción no termina ahí, sino que seguirán llevando a cabo cursos dirigidos a la promoción, actualización, especialización y formación continua, y sobre materias de especial importancia como terrorismo, violencia de género, crimen organizado e inmigración ilegal.

Miembros del tribunal, psicólogos, médicos, ATS, asesores deportivos y otros ayudantes forman parte del personal encargado de realizar la selección, durante casi seis meses, de los 153 aspirantes que accederán al Centro de Formación de la Policía Nacional en Ávila.

Además, más de un millar de miembros de la Policía Nacional colaborarán en la organización y desarrollo de este proceso selectivo. Sólo en Madrid, hay unos 200 agentes y especialistas ayudando en el desarrollo de los exámenes de conocimiento.

MÁS DE 340.000 ASPIRANTES DESDE 2004

Desde el año 2004, algo más de 340.600 personas han opositado a la Escala Básica de la Policía Nacional. Hoy están convocados 28.699 hombres y 7.576 mujeres, la mayoría procedentes de Andalucía, -10.170 opositores, un 28 por ciento-, seguidos por la Comunidad Valenciana con 4.236 (11,68 por ciento), Canarias con 3.225 (8,89 por ciento) o Castilla y León con 2.594 opositores (7,15 por ciento).

Esta oposición no es la única vía para acceder a la Policía Nacional ya que cada año también se convocan plazas para el ingreso en la Escala Ejecutiva, cuyo requisito es poseer una diplomatura universitaria y superar el proceso selectivo correspondiente.

Desde el año 2003, el Ministerio del Interior ha incrementado las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en casi un 40 por ciento. Hoy la Policía Nacional cuenta con la mayor plantilla que nunca ha tenido, algo más de 72.800 efectivos, de los cuales unos 56.000 pertenecen a la Escala Básica. Hay más policías, formados y especializados para ofrecer un servicio público de calidad.

UNA FORMACIÓN CONTINUA

Los aspirantes que superen la fase de oposición, el curso de formación y el periodo de prácticas serán nombrados policías nacionales, pero su instrucción no finaliza ahí.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil ha aprobado una oferta formativa dirigida a la promoción, actualización, especialización y formación continua.

La lucha contra el terrorismo, la violencia de género, el crimen organizado y la inmigración ilegal son algunas de las materias a las que se ha otorgado una mayor relevancia.