Más de un centenar de personas se manifiestan frente al CIE de Aluche para criticar agresiones y pedir su cierre

Contador
Manifestantes ante el CIE de Aluche pidiendo su cierre
EUROPA PRESS
Publicado 09/10/2017 21:00:17CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de personas han acudido este lunes a la manifestación convocada por SOS Racismo frente al CIE de Aluche para criticar las presuntas agresiones sufridas por internos durante los últimos días y para pedir su cierre.

El grupo de manifestantes se ha reunido en una de las aceras de la avenida de los Poblados, que recorre uno de los muros exteriores del centro. Alrededor de una veintena de agentes de la Policía Nacional con cuatro furgones ha estado vigilando la vía para evitar cortes de tráfico.

Durante la protesta, los asistentes han coreado lemas como 'Ningún ser humano es ilegal', 'La ley de extranjería mata gente cada día', 'En este CIE se maltrata y se tortura' o 'Este CIE lo vamos a cerrar'.

A la protesta se han acercado el delegado del área de gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, el delegado del área de gobierno de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, y la concejala presidenta del distrito de Latina, Esther Gómez Morante.

Barbero ha pedido una organización externa investigue los malos tratos y abusos que relatan las ONG y ha criticado que el CIE sea una "institución cerrada", una "estructura sin transparencia".

En la misma línea, el edil ha apuntado que "a mayor vulnerabilidad, mayor exigibilidad de transparencia". "Si hay unas denuncias --que yo no estoy diciendo que sean reales o no-- una institución como el Ministerio de Interior no puede mirar para otro lado, tiene la responsabilidad de investigar porque si no al final es una sensación de indefensión permanente", ha proclamado.

A su vez, ha señalado que "llama la atención" que "el 90 por ciento de las personas, como mínimo," ingresadas en el CIE sean de otra "etnia" y ha asegurado que no tiene justificación.

Por su parte, Sánchez Mato, que se ha identificado como vecino de Aluche, ha indicado que no solo pide el cierre del CIE de su barrio, sino que su deseo es que se clausuren todos los centros de internamiento de inmigrantes del España. "Se trata de un limbo legal que no tiene ningún tipo de garantía", ha apuntado.

Asimismo, ha recordado la posición de organizaciones internacionales , que afirman "que las faltas administrativas no pueden aparejar la falta de libertad ni la vulneración de otros tipos de derechos que desgraciadamente se cometen todos los días".

Por último, Esther Gómez ha manifestado que tanto ella como el Ayuntamiento consideran que los CIE son "instituciones caducas" y que no dan soluciones a los problemas de inmigración. "Por lo tanto tenemos que trabajar conjuntamente las administraciones --sobre todo quien tiene las competencias, que en este caso es el Ministerio de Interior-- para garantizar los derechos humanos de los vecinos del CIE, que no dejan de ser vecinos de Madrid, pero con la perspectiva en el futuro del cierre de estas instalaciones", ha concluido.

José Ariza, un activista de la ONG SOS Racismo, ha explicado a Europa Press que esta protesta se lleva a cabo debido a un "recrudecimiento" de la violencia en el CIE desde el mes de agosto y especialmente tras el intento de fuga de principios de mes.

En este sentido, el activista ha hablado de tres supuestas agresiones sucedidas en los últimos meses, dos de ellas --una en la que un guardia pateó en el estómago a un interno y otra en la que le pillaron la mano con una puerta-- hechas públicas por SOS Racismo en un comunicado el pasado viernes.

Por su parte, Irene Carrión, también de la misma ONG, ha indicado que su organización hizo llegar a jueces de control del centro dos cartas, firmadas por 40 y 60 internos cada una, en la que éstos aseguraban que recibían insultos racistas entre otros abusos.

Por último, Ariza ha afirmado que la mera existencia de los CIE es un acto de "racismo institucional", pues "encierran a personas para expulsarlas debido a su origen" y ha criticado que se está creando una "Europa fortaleza" en la que solo entra "quien interesa a los poderes económicos y en la que se perpetúan las condiciones de precariedad de los inmigrantes ilegales al dificultarles la obtención de un permiso de trabajo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies