Menéndez pide el cese del presidente del CES por calificar de "censura" la retirada de su informe de violencia de género

 

Menéndez pide el cese del presidente del CES por calificar de "censura" la retirada de su informe de violencia de género

Actualizado 24/04/2008 17:57:50 CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, pidió hoy el cese inmediato del presidente del Consejo Económico y Social, Francisco Cabrillo, por calificar de "censura" la retirada del informe sobre violencia de género que tenía publicado el organismo en su web.

Según Menéndez, es "inadmisible" que el máximo representante del CES califique de censura y violación a la libertad de expresión la retirada de un informe, que en su opinión es "sesgado, machista y está plagado de los argumentos que utilizan los propios maltratadores" a la vez que calificó de "intolerable" que siga defendiendo la idoneidad del estudio.

"Los madrileños, y sobre todo las víctimas de la violencia de género nos merecemos unos representantes a la altura de las circunstancias", apostilló, a la vez que recordaba que Cabrillo junto con otros dos representantes, fueron los únicos que defendieron a ultranza el informe.

"Cabrillo reconoció que accedía a la retirada del informe únicamente porque se lo había pedido así el representante de la CEIM, no le importaron las peticiones de partidos políticos, de sindicatos ni de asociaciones de mujeres. Esta es la manera que tiene de tener en cuenta las opiniones de los madrileños. Así que por su actitud exigimos a la presidenta regional que le cese de sus funciones", reclamó Menéndez.

Sin embargo, estas circunstancias no le sorprendieron demasiado a la portavoz socialista que recordó que "llueve sobre mojado en el CES ya que hace unos años uno de sus miembros, Amando de Miguel, protagonizó otro bochornoso episodio de machismo contra una mujer, pero el Gobierno regional no hizo nada, porque de Miguel sigue ahí".

Menéndez también responsabilizó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de estos episodios "lamentables" en el seno del Consejo. "La presidenta dice estar encantada con el papel de las mujeres en la sociedad actual, pero su defensa sólo es de boquilla, porque si su compromiso fuera cierto no permitiría actitudes de hace cuarenta años en el Madrid del siglo XXI", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies