Menos de un tercio de los incidentes homófobos registrados en Madrid el año pasado fueron denunciados formalmente

Presentación del ‘Informe de incidentes de odio por LGTBfobia’
EUROPA PRESS
Actualizado 08/04/2018 13:26:36 CET

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Menos de un tercio, 101, del total de 321 incidentes de odio por LGTBfobia registrados en Madrid el año pasado fueron denunciados ante la Policía Nacional, Guardia Civil, Policías Municipales o ante la Justicia, según datos del informe del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia.

De las 321 incidencias del año pasado --81 más que en 2016, un 33 por ciento más--, 12 fueron por acoso, 57 por agresiones físicas, 8 por agresiones sexuales, 110 por agresiones verbales, 27 por amenazas, uno por atraco, tres por daños al a propiedad, 18 por denegación de servicios, tres por discriminación en el ámbito familiar, 70 por discurso de odio, uno por discriminación laboral, cuatro por expulsión del hogar, uno por homofobia institucional, cuatro por mala praxis policial y dos por maltrato psicológico.

El Observatorio ha recogido el testimonio de 299 víctimas por incidentes de odio basados en la orientación sexual o la identidad de género. De 18 a 30 años se aglutina la mayor parte de las víctimas, llegando el rango más estrecho de 20 a 24 años. Las víctimas mayores de 60 años no llegan a tres. Las menores de 18 años no llegan a 20. El 70 por ciento de los casos la víctima es gay, el 13 por ciento lesbiana, el 12 por ciento transexual, el 3 por ciento heterosexual y el 2 por ciento bisexual.

En el lado contrario se han registrado 209 agresores, de los que el 89 por ciento son hombres. Muchos de los atacantes registrados son menores de 18 años. Le sigue el colectivo de treinteañeros y el de mayores de 50 años.

La mayoría de incidentes se produjeron por la noche. Hasta 59 incidentes de odio se originaron en las calles de la región. Como localizaciones más frecuentes, a continuación se encuentra Internet y redes sociales, con 51 casos. Los transportes públicos registraron 29 incidentes y las discotecas, vivienda habitual y centros educativos, 22 casos cada uno. En los medios de comunicación han registrados hasta 10 incidentes.

La gran mayoría de los incidentes de odio se han dado en la capital (196), Móstoles (14) y Alcalá de Henares (7). El Observatorio registró incidentes en 27 de los 179 municipios de la región. Dentro del a capital, donde más se produjeron fue en Centro (81), seguida de Moncloa (14) porque son las zonas que más visibilización hay del colectivo por Chueca y por la zona universitaria, respectivamente.

INFRADENUNCIAS E INFRARRECOGIDA DE DATOS

Ante la Policía Nacional se han tramitado 48 denuncias, ante las diferentes Policías Locales de la región, 15; ante la Fiscalía, 36; ante la Guardia Civil una, en el Puesto de Villalba; y ante el Juzgado de Plaza Castilla otra.

En conclusión, el Observatorio ve un "constatable aumento de los delitos de odio al colectivo LGTB en la Comunidad desde hace unos años", lo que se produce porque las generaciones más jóvenes son más visibles que las generaciones que tienen más de 30 años.

"Nuestra visibilidad se sigue apreciando por parte de un gran sector de la población como un insulto, un ataque, una provocación a su forma de pensar. Esto debe ser trabajado muy minuciosamente desde las instituciones, no sólo en el campo de la educación, sino también de la sensibilización. Si las instituciones no toman partido, el colectivo volverá a invisibilizarse y la única responsabilidad será suya", ha dicho.

Además, durante el World Pride constaron hasta 41 incidentes de odio, lo que supuso un incremento notable. La mayor parte de ellos se dieron en la ciudad de Madrid (32), pero también se registraron en San Fernando, Alcalá, Pozuelo, Parla y Villalba. La Policía anunció cinco detenidos por estos hechos esa semana.

Por otro lado, el Observatorio cree que el número de incidentes recogidos es "muy inferior" al que realmente se produce. "Las víctimas, incluso formadas como activistas, no llegan a denunciar ni siquiera comunicar al Observatorio los caos hasta que no les preguntas directamente o que muchas siguen interiorizándolo como algo 'normal'. Creemos que registramos en torno al 2-5 por ciento de los incidentes de odio o discriminatorios que realmente ocurren en nuestra región", señalan en el informe.

Como conclusión, la presencia de más incidentes de odio no implica en el estado actual de los estudios de odio que haya más LGTBfobia, sino probablemente más confianza del colectivo LGTB a la hora de transmitírselo al as instituciones. "Los países más pro LGTB del mundo, como Reino Unido u Holanda tienen una tasa de incidentes de odio muy superior a países con legislación más débil. El mismo fenómeno ocurre en España. En el informe del Ministerio del Interior podemos ver cómo las provincias más afectadas por los incidentes de odio son Barcelona o Madrid, curiosamente donde más personas LGTB viven", señalan.

Los responsables del informe también concluyen que "hay un grave problema educativo en la sociedad española" porque los agresores son fundamentalmente jóvenes. "No se puede achacar solamente al profesorado, porque madres y padres tienen una enorme responsabilidad en este tema, pero en lo concerniente a la eliminación de prejuicios, tenemos muy claro que no está funcionando la forma de abordarlo institucionalmente", indican.

Asimismo, destacan el apreciable aumento del odio hacia estos colectivos en las redes sociales, particularmente en Twitter. Así, afirman que el colectivo LGTB tiene una gran sensación de impunidad en redes sociales y por ello apenas lo denuncia. Sólo víctimas con un alto grado de compromiso con la igualdad se deciden a llevarlo a comisaría.

Contador