Metro localiza una nueva tanda de piezas con amianto en los trenes antiguos de la compañía

Cocheras de Metro de Cuatro Caminos
METRO DE MADRID - Archivo
Publicado 09/06/2018 11:24:49CET

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid ha identificado una nueva tanda de elementos en el interior de los trenes antiguos de la compañía, los modelos 2000 y 5000, y que se unen a los elementos ya localizados con ese material por el suburbano.

Se tratan de dispositivos como arandelas, fusibles y juntas de racor neumático, entre otros, que están "encofrados" en el interior de las unidades, según las circulares fechadas a lo largo del mes de mayo y principios de junio a las que ha tenido acceso Europa Press.

En esa comunicación a los trabajadores de mantenimiento, se adjunta fotografías sobre la ubicación de la pieza y de detalla que los trabajos de mantenimiento que impliquen la apertura del encofrado quedan suspendidos.

Por ejemplo, se detalla en el caso de los modelos 5000 segunda y cuarta clase que una junta se encuentra en el interior de una tuerca y tapón de cierre, que puede ser inspeccionada visualmente pero con la prohibición de abrirla o desenroscar este elemento.

Además, se ha identificado una arandela aislante de fijación de resistencias con asbesto en trenes 2000 y 5000 que está encofrada y cuyo mantenimiento queda suspendido hasta que se proceda a su desamiantado. Otro elemento es un fusible encapsulado en el interior de una placa aislante aunque se recuerdan que estas labores de mantenimiento ya quedaron suspendidas.

En el cofre seleccionador principal (denominado cofre cuchilla) y en la caja de fusible de unidades 5000 en el coche par se han detectado unos diez elementos con amianto, lo que ha motivado también suspender el mantenimiento preventivo y correctivo de estas piezas, así como la apertura de las tapas de sus receptáculos.

Por otro lado, la compañía señala que se pueden reanudar algunas tareas de mantenimiento de forma controlada y que no impliquen exposición al amainto, como en el caso del armario y cuadro de baja tensión en unidades 5000. Para ello, se detalla el elemento señalizado con amianto.

METRO INSISTE: NO HAY RIESGO DE EXPOSICIÓN A AMIANTO

Estas piezas con amianto se unen a la decena de elementos que se identificaron recientemente en trenes en las líneas 1, 5 y 9 Metro dentro de el análisis "exhaustivos" que está haciendo la compañía para revisar su material móvil.

Fuentes del suburbano explican a Europa Press que un tren puede llegar a contener más de 20.000 componentes y que en esas revisiones se ha localizado varios de elementos en las unidades más antiguas de Metro.

Todos ellos, además, están "encapsulados" y en ubicaciones de difícil acceso por parte de los trabajadores, por lo que no hay riesgo de exposición para empleados y usuarios. Además, las mediaciones ambientales realizadas por la compañía sobre fibras de amianto han dado negativo.

Además, recalcan que siguen el plan de desamiantado pactado en la comisión constituida con cuatro sindicatos (UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato Libre y Sindicato de Técnicos) para retirar este material de las instalaciones y el material móvil.

Dotado con 140 millones de euros, esta estrategia desplegará medidas hasta el año 2025 y se prevé que antes de que finalice 2019 se retire las piezas con amianto de los trenes.

También recuerdan que la compañía va ofrece a todos los empleados de Metro de Madrid la posibilidad de someterse voluntariamente a un reconocimiento médico para descartar cualquier problema de salud relacionado con la presencia de amianto en las instalaciones del suburbano.

Ello se une a la reciente decisión de ampliar el número de trabajadores sujetos a la Vigilancia Específica Sanitaria a cerca de 1.000 empleados, frente a los 470 previstos inicialmente.

Se han incluido, además de los trabajadores adscritos al mantenimiento de material móvil que ya estaban en este grupo, otros colectivos como el de escaleras mecánicas, obras o señales, entre otros. Hasta el momento, más de 390 empleados ya han llevado a cabo las pruebas médicas.

Un total de cuatro trabajadores han obtenido el reconocimiento de enfermedad profesional por exposición a amianto durante su actividad profesional en Metro y uno de ellos falleció por cáncer recientemente.

A su vez, CCOO y Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid convocaron cuatro jornada de paros en protesta por la gestión de la empresa ante la presencia de amianto en las instalaciones que concluyen el próximo viernes 15 de junio.