Metro de Madrid registró en 2017 un aumento del viajeros del 7,1% mientras que EMT presenta un descenso del 0,5%

Tren en Metro de Madrid
METRO DE MADRID
Publicado 12/02/2018 9:31:30CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid cerró el año 2017 con un incremento de viajeros del 7,1 por ciento mientras que la EMT registró un descenso de usuarios del 0,5 por ciento, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) difundidos este lunes.

Aparte, el INE detalla que en el último mes del año pasado Metro contabilizó 53,7 millones de usuarios, una subida del 1,6 por ciento, mientras que la EMT se situó en 33,8 millones, una caída del 2,8 por ciento.

A nivel nacional, el número de viajeros que optaron por viajar en avión por el interior del país creció un 8,1 por ciento en 2017 respecto al año anterior, mientras que los que eligieron el ferrocarril aumentaron un 3,3 por ciento.

En concreto, 36,6 millones de usuarios utilizaron el transporte aéreo en 2017, frente a los 604,8 millones de viajeros que escogieron el tren, que incluye Cercanías, Media Distancia y AVE para sus desplazamientos. En 2017, la alta velocidad acumula un incremento medio del 3,7 por ciento.

DATOS DEL CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES

El Consorcio Regional de Transportes presentó el 7 de febrero el balance de demanda del año pasado que apuntaba ya esas cifras, pues los viajeros en el suburbano madrileño aumentaron un 7,1 por ciento con 626,4 millones, lo que contrastaba con la bajada del 0,5 por ciento de los viajes en los autobuses de la EMT, que se situó en los 427,9 millones.

Según la evolución histórica de la demanda, la utilización del transporte público fue ascendente desde 1986, año en el que se registraron 950,5 millones de viajes. Cayó en 1992, con la crisis económica de entonces, pero desde ese momento la subida fue muy pronunciada hasta 2007, año que anotó 1.630 millones de desplazamientos, tras la inauguración de las grandes ampliaciones de Metro.

Sin embargo, debido a la crisis económica la cifra de viajes fue cayendo hasta 2013, teniendo en cuenta además que en esta etapa se recortaron los servicios en todo tipo de transportes y no ha habido ampliaciones significativas de Metro ni Cercanías. Ahora, con 1.502,7 millones, un 4 por ciento más que 2016, se espera que en unos 4 ó 5 años se alcancen o supere la cifra récord de hace una década.

Para ello, según han reconocido los expertos del Consorio, es necesaria más oferta de transporte continuando con la ampliación de líneas en la EMT y con las nuevas estaciones de Metro planteadas y también manteniendo la congelación de las tarifas y el mantenimiento del Abono Joven.

De hecho, atribuyen la pronunciada subida de los viajeros de Metro en los últimos años a los menores de 26 años, que con 20 euros al mes pueden utilizar toda la red y todas las zonas.

Los responsables del Consorcio achacan la leva bajada del número de usuarios de la EMT, a pesar del aumento de la oferta en los últimos años, a que la gente joven se desplaza más en Metro, a la "mayor fiabilidad y conocimiento" del Metro respecto a la líneas de autobuses, a la mayor rapidez del suburbano y a los atascos en la capital.

El balance también destaca la subida de viajeros de los Metros Ligeros (un 3,6 por ciento de incremento, hasta los 952.699 viajes en 2017), en el Transporte Ferroviario de Madrid TFM (de 6,25 a 6,5 millones), en los autobuses interurbanos (subida del 3,8 por ciento, hasta los 232,7 millones) y especialmente en Cercanías, con un 4,1 por ciento más, que pasa de 184,6 millones de desplazamientos en 2016 a 192,3 millones el año pasado.

El gerente del Consorcio, Alfonso Sánchez, señaló entonces que a pesar de las averías e incidencias registradas en los últimos meses en esta modalidad de transporte, el número de incidencias es similar a la de 2016. Pero, comparado con Metro, por cada millón de viajeros, Cercanías tiene 15 veces más de reclamaciones que el suburbano.