Metro reclama una deuda de más de 400.000 euros a 13 locales comerciales de la red

Metro Sol y Puerta del Sol, Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 17:01:38 CET

Hay algunos arrendatarios que deben al suburbano el alquiler desde hace tres años

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid ha anunciado a los arrendatarios de trece locales comerciales que desarrollan su actividad empresarial en la red que, en el plazo de un mes, deberán abonar a la compañía la deuda que han contraído con Metro por el alquiler de sus locales, que asciende en su conjunto a 405.167 euros.

Según la compañía, este requerimiento llega después de que Metro y los arrendatarios acordasen establecer un plan de viabilidad de pagos que "han incumplido" reiteradamente durante los últimos doce meses y tras "múltiples" avisos realizados durante los últimos dos años a los locales sobre la necesidad de que regularicen su situación con Metro.

El último de estos avisos, a modo de requerimiento, se realizó a finales de abril de 2012. Los trece locales tendrán por tanto un plazo de un mes a partir de ahora para regularizar su situación con Metro.

Además, el resto de locales comerciales de la red (en total hay 48 distribuidos por todas las líneas) pagan sus cuotas mensualmente, por lo que continuar aceptando el impago reiterado "supondría un agravio comparativo con respecto al resto de empresarios que sí cumplen con el contrato suscrito con Metro", ha dicho.

TRES AÑOS SIN PAGAR

Desde el suburbano han explicado que algunos de estos locales no abonan el alquiler de las instalaciones para realizar su actividad empresarial desde hace más de tres años.

Además, recientemente, en octubre de 2011, Metro acordó con las empresas una reducción de la cuota de alquiler de un 29 por ciento como media por cada local, descuento muy superior a la bajada del número de viajeros que ha registrado la compañía como consecuencia de la crisis económica.

En caso de que finalmente los empresarios no afronten las cantidades pendientes de pago, Metro resolverá los contratos que mantiene con ellos ante su incumplimiento reiterado. En tal caso, los arrendatarios tendrán un plazo posterior de siete días para abandonar los locales.