Metro retirará el amianto presente en 53 estaciones de la red en tres fases hasta el año 2025

Línea 5 de Metro de Madrid
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo
Publicado 16/04/2018 14:10:33CET

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid retirará el amianto presente en un total de 53 estaciones de su red en tres fases que abarcarán hasta el año 2025, según han informado a Europa Press fuentes del suburbano.

La primera fase, incluida en el plan de desamiantado propuesto en la comisión formada entre Metro y sindicatos, durará hasta 2021 y retirará este material en 20 estaciones.

En concreto se tratan de las estaciones de Manuel Becerra, Príncipe de Vergara, Alfonso XII, Diego de León, Gran Vía, Pavones, Sainz de Baranda, Avenida de América, Alonso Martínez, Metropolitano, Ciudad Universitaria, Duque de Pastrana, Cuzco, Santiago Bernabéu, O'Donnell, Bilbao, Tribunal, Guzmán el Bueno, Gracia Noblejas y Nuevos Ministerios.

La segunda fase se centrará en otras ocho estaciones desde el año 2012 al 2023, que serán Esperanza, Arturo Soria, Prosperidad, Artilleros, Estrella, Ibiza, Núñez de Balboa y Cruz del Rayo.

Finalmente, el plan de retirada de estaciones se ceñirá entre 2023 y 2025 en un total de 25 estaciones. Las medidas de retirada de amianto serán en seis estaciones completas (Concha Espina, Pío XII, Ventilla, Barrio del Pilar, Herrera Oria y Conde Casal) y en cuartos técnicos de 19 estaciones (Canillejas, Plaza de España, Portazgo, Sevilla, Embajadores, Avenida de la Paz, Campamento, Las Musas, Fuencarral, Plaza Castilla, Torre Arias, Tirso de Molina, Buenos Aires, Noviciado, Sol, Piramides, Pacífico, Vinateros y Begoña).

Desde el suburbano han detallado que, en cualquier caso, el amianto en estaciones "no se trata de presencia masiva de amianto, ya que en "muchas de las estaciones solo hay que retirarlo de los cuartos técnicos, que se encuentran cerrados y a los que no tienen acceso los trabajadores de Metro".

Estos trabajos forman parte del Plan para la eliminación del amianto aprobado por la compañía con sindicatos por el que el suburbano va a invertir un total de 140 millones de euros para la eliminación del amianto en toda la red: tanto en el material móvil, como en estaciones y otras instalaciones.

Por otro lado, otras fuentes sindicales exponen que se potenciará la formación a trabajadores con un plan que incluye charlas informativas de dos horas de duración en base al riesgo de amianto. La iniciativa se dirige a todos los trabajadores y en especial a aquellos colectivos que trabajan con material o lugares con presencia de amianto.

Los representantes sindicales han pedido información sobre cuántos vehículos se han podido inmovilizar y el número de inspecciones que se han realizado, así como los análisis ambientales que se han podido llevar a cabo.

La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, ha asegurado durante la presentación del nuevo logotipo para el centenario de Metro que la compañía ha sido "muy activa" a la hora de tomar decisiones en colaboración con sindicatos que apoyaron el plan de desamiantado.

Gonzalo ha asegurado que el amianto presente en el suburbano no supone "riesgo para la salud" de trabajadores y usuarios de Metro, pues el material está "encapsulado" sin riesgo de exposición.

No obstante, ante la "alarma social" generada, se ha optado por elaborar este plan y ha detallado en relación a la comisión de investigación en la Asamblea sobre este asunto que el Gobierno regional va a tener una actitud "de colaboración" a la hora de aportar la información que se requiera, "como no puede ser de otra manera para clarificar cualquier duda que se pueda suscitar".

Contador