Un miembro de Garantías de Podemos Madrid ve "antidemocrática" la actuación de la Estatal durante la Asamblea autonómica

Actualizado 07/12/2016 10:52:07 CET

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Manuel Maroto Calatayud, profesor de Derecho Penal y uno de los miembros de la recién constituida Comisión de Garantías de Podemos en la Comunidad de Madrid, ha calificado de "antidemocrática" la decisión y las formas de actuación de la Comisión estatal de Garantías, dirigida por Gloria Elizo, de tumbar algunos de los acuerdos alcanzados y votados por los inscritos en la Asamblea Ciudadana de Podemos en la Comunidad de Madrid celebrada hace unas emanas.

En una entrada publicada en su muro de Facebook, Maroto ha querido hacer "un pequeño homenaje al artículo 6 de la Constitución, ese que dice que la estructura interna y el funcionamiento de los partidos debe ser democrático (algo que se copió de la constitución alemana, donde en su día lo metieron los americanos como parte del plan para desnazificar el país)".

Ahí, ha añadido al comentario un enlace el texto completo de la resolución de la Comisión Estatal de Garantías que revoca algunos de los consensos fundamentales aprobados por la Asamblea Ciudadana Autonómica de Madrid en la fase de documentos, votados por los inscritos de Podemos. Todos los documentos aprobados, excepto el político-estratégico, fueron los redactados por el grupo 'errejonista' liderado por Rita Maestre.

Maroto ha criticado que "casi todo el mundo se ha tenido que enterar por la prensa" de algunas resoluciones de la Comisión estatal de Garantías de Podemos sobre algunos puntos de los documentos aprobados en la Asamblea ciudadana madrileña celebrada hace unas semanas, entre los que destaca la resolución de que Espinar conserve los tres cargos pese a que en los documentos se aprobara que como máximo una persona podía disponer de dos cargos, ya sean éstos instituciones u orgánicos, un acuerdo que desveló el jueves pasado el diario 'El Mundo'.

"La prensa es el único sitio, además, donde Garantías Estatal ha hecho algún mínimo amago de motivar su arbitraria decisión. La mayoría de los miembros de la Comisión de Garantías de Madrid, de hecho, no supimos siquiera de su existencia hasta el día que nos reuníamos por primera vez para constituirnos, el pasado 24 de noviembre. Y eso, a pesar de estar la resolución firmada con fecha 11 de noviembre", apunta este miembro de la Garantías de Madrid, que antes fue parte de la estatal.

Por eso, además de afirmar que hecho de que "la decisión promovida por Gloria Elizo es antidemocrática lo tiene claro todo el mundo", apunta que es "contraria a los estatutos del partido" porque, a su juicio, "se revocan sin motivación estatutaria decisiones del máximo órgano de decisión territorial".

"También es contraria al reglamento de la propia Comisión Estatal de Garantías: se subvierte la finalidad del sistema de reparto de casos para tomar una decisión de semejante trascendencia entre tres personas elegidas, por supuesto, por Elizo, sin siquiera informar al resto de las personas integrantes del órgano", consiera.

Manuel Maroto, además, asegura que las resoluciones de Garantías estatal contrarias a lo aprobado por la Asamblea ciudadana "vulneran la propia Ley de Partidos: no se respeta el derecho al sufragio activo de las decenas de miles de personas que participaron en el proceso, y se niega además el derecho a impugnar la decisión, ambas cosas reconocidas en el artículo 8 de la ley como derechos de todo militante".

El profesor de Derecho también arremete contra la pretensión de que el contenido de las resoluciones sea "secreto", "una facultad de la que el órgano carece totalmente, y que también contradice los estatutos de Podemos (artículo 2) el Código Ético (art. Xi), la ley de partidos, etc".

Se refiere a la última parte de la resolución del 11 de febrero, un aviso legal que advierte de que su contenido es "confidencial y está protegido por el derecho al a intimidad, y los interesados deben guardar secreto sobre su contenido y no pueden comunicarlo a terceras personas".

"No, no creáis que es una especie de cierre habitual en las resoluciones de Garantías Estatal: en todo mi tiempo en ese órgano, no lo vi nunca en ninguna", esgrime Maroto, que concluye su texto asegurando que en su papel de miembro de la Comisión de Garantías autonómica, "cuya única función es velar por los derechos de las personas inscritas en la comunidad, no puedo pasar por alto este tipo de cosas".

"Me parece lo mínimo de lo mínimo: que se lea, y se juzgue (la resolución) si lo que ahí pone está a la altura de las circunstancias. Que se reflexione sobre si es así, con argumentos tan pobres que luego hay que intentar que las resoluciones sean secretas, como queremos que se tomen las decisiones en Podemos. Que se comparta y se sepa qué tipo de formas de organización y de cultura política nos estamos jugando", ha finalizado Maraoto.