La acusada no asistirá al juicio hasta el último día para que las declaraciones no afecten a su enfermedad

Actualizado 10/05/2006 14:48:07 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Noelia de Mingo, la médico residente que está siendo juzgada por matar a tres personas y herir a otras siete en abril de 2003 en la Fundación Jiménez Díaz, ha sido retirada de la sala y no volverá a ella para que las declaraciones de los testigos no afecten al tratamiento de su enfermedad mental.

La acusada llegó a primera hora de la mañana a la Audiencia Provincial y antes de que se iniciara la vista publica se produjo una deliberación entre los componentes del tribunal y las partes personadas con objeto de determinar si era necesaria la presencia física de Noelia de Mingo en la sala durante todo el desarrollo del juicio.

Finalmente el tribunal decidió que Noelia no vuelva a la sala de vistas hasta el último día del juicio para evitar que las declaraciones de los testigos, que están narrando con todo detalle cómo se produjeron las agresiones el día de los hechos, no afecten al desarrollo de la enfermedad mental que padece.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies