El misterio y la belleza de las imágenes de Adam Fuss, en la Fundación Mapfre

De la serie Mi Fantasma, 1999
ADAM FUSS
Actualizado 26/01/2011 6:40:30 CET

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Desde este jueves, 27 de enero, y hasta el 17 de abril, Fundación Mapfre presenta, por primera vez en España, la obra del fotógrafo Adam Fuss (Londres, 1961). La muestra comprende cincuenta fotografías del artista que datan de 1986 hasta la actualidad. Recorriendo sus series principales - Love 1992-1993, (Amor) o My Ghost 2000, (Mi Fantasma)- y presentando sus creaciones más recientes -Home and the World, 2010 (Hogar y el Mundo)-.

Organizada en colaboración con el artista y comisariada por Cheryl Brutvan, conservadora de Arte Contemporáneo del Norton Museum of Art de Florida, la muestra no solo reúne aquellas obras que el artista considera algunos de sus mejores trabajos, sino que, en conjunto, recrea el ambiente de un lugar sagrado donde se da la oportunidad de un diálogo entre la obra y el espectador.

Según informa la Fundación Mapfre, el arte de Adam Fuss es "una continua experiencia del artista con cada uno de sus trabajos, un corpus de revelaciones, en ocasiones fantásticas y a menudo inexplicables: la luz, el agua, las flores, los pájaros, los conejos o las culebras pueblan unas imágenes llenas de belleza y misterio".

NACIMIENTO, AMOR Y MUERTE

Así, a través de la naturaleza Fuss puede dirigirse en su obra hacia aquellos asuntos fundamentales que encarnan la esencia de la vida: el nacimiento, el amor y la muerte.

Metáforas y símbolos que se constituyen a través de una continua experimentación del artista con los medios y técnicas fotográficas: fotografías estenopeicas en blanco y negro, el fotograma o el uso del daguerrotipo son algunos de los ejemplos que hacen de Fuss uno de esos fotógrafos que rompe las barreras de la fotografía convencional.

Fuss ha dicho acerca de su obra: "Solo siento que lo he conseguido cuando creo una imagen que no puedo dejar de mirar. Siempre he necesitado hacer imágenes que tengan un sentido revelador para el espectador, concretamente yo. Es más como la sensación de mirar el rostro de alguien muy bello; o, quizá, como cuando estás ante lo desconocido".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies