Moñux no está "en condiciones" de tomar una decisión sobre su futuro, pero no dejará su acta

Enrique Ossorio, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 07/02/2017 15:29:58CET

Admitido a trámite el recurso de la parlamentaria contra el archivo de su denuncia

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La diputada madrileña Elena González-Moñux, de baja desde hace cuatro meses tras denunciar acoso por parte del portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio, no se encuentra "en condiciones" para tomar una decisión sobre su futuro, pero sí tiene claro que no dejará su acta como parlamentaria regional.

Fuentes próximas a la diputada han señalado que Moñux sigue de baja y no hay "un horizonte cercano" respecto a su recuperación, que se prevé larga. Además, tiene contraindicado que regrese a su puesto de trabajo en la Cámara regional, dado que es el origen de su "estrés".

Recientemente, desde el PP han plantado a la diputada volver a la Cámara y ostentar la presidencia de una comisión o bien dejar su acta para desplegar funciones en algún organismo (como pueda ser una fundación) dependiente de la Comunidad de Madrid.

Tras escuchar estas propuestas, la parlamentaria se ha limitado a indicar que no está para tomar una decisión de "tal envergadura". Por tanto, "ni una cosa ni otra", han señalado las mismas fuentes.

La diputada se encuentra en situación de baja laboral y denunció al portavoz del PP en la Asamblea de Madrid por presunto acoso laboral, denuncia que fue archivada por el TSJM si bien la defensa de la diputada recurrió la decisión. Hoy mismo, el TSJM ha acordado admitir a trámite el recurso para deliberar sobre el asunto, han informado fuentes jurídicas.

El Grupo Parlamentario Popular decidió sustituir a González-Moñux de su puesto de portavoz adjunta en la Asamblea, cargo que pasó a ocupar la diputada Isabel González.

Sin embargo, la ausencia de González-Moñux les sigue generando un problema a la hora de sacar propuestas adelante ya que la unión de PP-Cs (que ya están negociando las cuentas públicas) y el de PSOE-Podemos empatan con la ausencia de la parlamentaria y de no salir adelante, se pasaría a prorrogar los actuales.

No habría problemas si estuviera el voto de calidad del presidente de la Cámara, pero en la Asamblea no existe; sino que cuando hay un empate se vota dos veces. Posteriormente, se para la sesión y se vuelve a votar. Al tercer empate, la iniciativa decae.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies