Murgui rechaza la "agencia podemita de empleo" criticada por Cs en distritos porque 221 puestos serán para funcionarios

Nacho Murgui
AHORA MADRID
Actualizado 27/06/2017 16:35:05 CET

De los 221, se crearán 42 puestos por convocatoria interna a funcionarios y por convocatoria de empleo

   MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

   El delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, ha rechazado las críticas lanzadas desde Ciudadanos en relación a la nueva estructura de las Juntas Municipales de Distrito, que los naranja han llegado a definir como la "Agencia Podemita de Empleo", aclarándoles que los 221 nuevos puestos serán para funcionarios.

   La portavoz de Ciudadanos de Coordinación Territorial, Silvia Saavedra, ha lanzado en el Pleno que tras la nueva estructura del Pleno se esconde "la APE, la Agencia Podemita de Empleo, en la que, como requisitos para ser miembro de ella, está que no se tenga trabajo y sí una ideología afín a Podemos, IU, Equo e incluso se puede ser independent". La edil se refería a un contrato menor otorgado a una "organización independentista" para la reforma de La Guindalera vieja. "Inyectan veneno en el Ayuntamiento", ha llegado a decir.

   "Las plazas no son para funcionarios de carrera" y los puestos serán cubiertos por interinos para conformar "una quinta columna" en la estructura municipal de "podemitas, personas moradas y afines", según Saavedra. "Para los 221 empleos de nueva creación pueden nombrar a personas que vengan de asociaciones de vecinos, como dicen los sindicatos", ha añadido.

   Murgui le ha confirmado que eso no será así porque serán funcionarios. "Repetir una mentira mil veces no lo convierte en verdad. Quien miente sí se convierte en un mentiroso. ¿De dónde se sacan esos disparates? Y ahora le echan la culpa a otros", le ha afeado el delegado, que ha detallado que 179 puestos de los 221 son de funcionarios y que se crearán 42 puestos de gestores cualificados por convocatoria interna a funcionarios y por convocatoria de empleo.

NUEVAS COMPETENCIAS

   La nueva estructura de las Juntas tiene el objetivo de capacitar a los distritos para empezar a asumir competencias de mejora de servicios al ciudadano en cultura o vías públicas. Se trata de la implementación del proceso de descentralización administrativa iniciado por el Consistorio, con la que se busca dar una respuesta más adecuada a las competencias actuales de las Juntas. Es la reorganización más importante de las Juntas desde 2004, cuando el entonces ejecutivo de Alberto Ruiz-Gallardón creó la estructura que ha llegado hasta hoy.

   Sobre las críticas de parte de PP y CS en el sentido de que hay 'más jefes que indios', el concejal Murgui ha remarcado que las Juntas "crecen por arriba y por abajo" creando puestos de servicio en las principales categorías, tanto técnicas como administrativas, de la mano de este proceso de descentralización. Concretamente son 37 puestos de niveles 14 y 16; 15 de niveles 20 y 22; 44 puestos de nivel 24 y 70 puestos de nivel 26.

   Con esta modificación se crean 166 puestos de servicio a la ciudadanía, ya sean técnicos o administrativos, que suponen el 75,1 por ciento de los puestos nuevos. Murgui ha resumido que la nueva estructura refuerza la idea de que "las Juntas no son la segunda división del Ayuntamiento".

VUELVE EL "COMUNISMO BOLCHEVIQUE"

   Saavedra, por su parte, ha comenzado la intervención criticando la "insolencia" de Murgui en las explicaciones anteriores dadas en comisión, propias de un "cóctel de hormonas y un cerebro sin formar propio de la adolescencia", reconociendo que lo que más le molesta del concejal, "más que su comunismo bolchevique, es su modelo autoritario de gobierno y su eficacia incansable en la colocación de personal afín".

   Murgui, tirando de ironía, ha agradecido el tono siempre constructivo de la concejala, a quien ha informado de que "los adolescentes tienen el cerebro formado", mientras que el socialista Ramón Silva ha afeado a Saavedra que utilice el comunismo como arma arrojadiza cuando "hay demasiados muertos en las cunetas".

   Con esta nueva estructura se lleva a cabo una primera equiparación entre las áreas y los distritos para reforzarles después de décadas de centralización y pérdida de efectivos. "Queremos descentralizar con prudencia y rigor, sin colapsar las Juntas, para conseguir una ciudad más equilibrada", ha destacado Nacho Murgui, que ha rechazado las críticas de PP y Cs de empezar la casa por el tejado ya que la nueva estructura supone remover los cimientos con esta Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

"DESPLEGAMOS LA PISTA DE ATERRIZAJE DE LA DESCONCENTRACIÓN"

   "Desplegamos la pista de aterrizaje de la desconcentración", ha apostillado, después de apuntar que la nueva estructura "prepara a los distritos para un nuevo modelo de gobernanza, adecúa los puestos de trabajo a las funciones actuales y a las que puedan desempeñar, equipara en categorías los puestos de trabajo de las áreas de gobierno y de los distritos, frena los fujos de personal de distritos a áreas y el Ayuntamiento ofrece posibilidades de promoción en los distritos, que hasta ahora era testimonial". La desconcentración a favor de las juntas va unido a la agilización y simplificación de procesos municipales poniendo en el centro de las actuaciones a los ciudadanos.

   Desde el PSOE han pedido acabar con los cuellos de botella que se dan en los distritos con los servicios sociales, que sufren "tiempos de espera inasumibles". También han reclamado mejoras salariales "de abajo a arriba".

   Por el PP, Íñigo Henríquez de Luna ha criticado la "propaganda, ocupación y control político"de las juntas a favor de los "colocados" de Ahora Madrid, con un modelo de descentralización en el que sí cree Murgui pero no sabe si también la alcaldesa, Manuela Carmena, y su "guardia pretoriana" por una "visión jacobina del poder y porque no se fía de muchos de sus concejales".

EL PP CRITICA EL MODELO DE LAS JUNTAS DEL PP

   El popular ha arremetido contra la creación de nuevos departamentos, por configurar "un ejército de generales" y por "empezar la casa por la ventana". Henríquez de Luna ha llegado a culpar a Murgui de "asumir el modelo de superestructural gerencial" que impuso el PP de Alberto Ruiz-Gallardón desde 2004, modelo que conoce bien tras once años como concejal y que ha criticado abiertamente por "restar competencias a los distritos". Esto le ha recordado a Murgui a ponerse a hacerse oposición a uno mismo como si fuera el 'Retrospecter' de Muchachada Nui porque "quien centralizó y quitó poder a las juntas fue el PP".

   Por último, Nacho Murgui ha hecho un llamamiento a todos los grupos a defender la autonomía municipal y la capacidad de los ayuntamientos para mejorar la vida de la gente dado que la actual Ley de Presupuestos Generales del Estado no permite a las haciendas locales destinar su superávit a las políticas que defienden, unido al encorsetamiento de la tasa de reposición, que pone límite a las nuevas contrataciones. "Animo a combatir estas leyes y a defender la autonomía municipalista", ha terminado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies