Navalcarnero deberá pagar casi 3 millones de euros por adjudicar unos terrenos que no eran de su propiedad en 2004

Contador
Ayuntamiento de Navalcarnero
AYUNTAMIENTO DE NAVALCARNERO
Publicado 13/10/2017 14:04:03CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Navalcarnero deberá pagar 2,79 millones de euros más intereses a 14 vecinos y empresas por venderles unos terrenos de uso industrial en el sector II-8 de la localidad que no eran propiedad del Consistorio en julio de 2004, según una sentencia de la Sección 11 de la Audiencia Provincial de Madrid a la que ha tenido acceso Europa Press y adelantada por 'El Confidencial'.

De acuerdo con los fundamentos jurídicos de los magistrados, el Ayuntamiento de Navalcarnero, dirigido entonces por el exalcalde Baltasar Santos, adjudicó el 13 de julio de 2004 a estos vecinos y empresarios demandantes los aprovechamientos urbanísticos de unos terrenos en el sector II-8 que le correspondían en primer orden al Consistorio por aprobar el desarrollo de los mismos.

En estos casos, la ley reserva un 10 por ciento de este suelo al Ayuntamiento. Ese porcentaje se corresponde con 28.289,90 metros cuadrados del sector II-8.

Entonces, según se recoge en la sentencia, estos vecinos y empresarios pagaron el 90 por ciento del precio de adjudicación, alrededor de 2,5 millones de euros, así como una garantía de 124.000 euros.

Sin embargo, estas adjudicaciones se realizaron antes de establecer un plan urbanístico definitivo para el sector II-8. Ese plan no se aprobó hasta septiembre de 2009 y en él se disminuyó notablemente la superficie que les correspondía, lo que conllevó, según la sentencia, "una sustancial disminución de suelo lucrativo para acoger las fincas resultantes de suelo industrial".

Además, en ese plan se redujo la superficie del sector II-8 de 575.094 metros cuadrados a 495.796,94. Tras estos ajustes, el 10 por ciento de los terrenos ya no era 28.289,90 metros cuadrados, sino 3.758,187.

Ante esta situación, vecinos y empresarios exigieron en mayo de 2011 la devolución de su dinero y la resolución del contrato. Sin embargo, el Ayuntamiento de Navalcarnero se negó alegando que "no habrían cumplido íntegramente con su obligación de pago" y que no presentaron alegaciones de ningún tipo al Plan General Urbanístico de 2009 que modificó las condiciones del terreno y redujo los aprovechamientos urbanísticos.

Además, el Consistorio alegó que los perjudicados también tenían que demandar a la Comunidad de Madrid, "que es quien aprueba el Plan General cuestionado", y al Canal de Isabel II; Vallehermoso División Promoción S.A.U.; Ferrocarriles Españoles de vía Estrecha (FEVE), por ser "los demás propietarios de suelo en el ámbito de dicho plan".

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 25 de Madrid dio la razón al Ayuntamiento en julio de 2015, concluyendo que "contra lo expuesto en la demanda, el Plan General de Ordenación Urbanística de 2009 no habría supuesto reducción alguna de los aprovechamientos urbanísticos".

Vecinos y empresarios, sin embargo, recurrieron argumentando que en dicha sentencia "no se abordó el fondo del asunto", que se produjo un error en la valoración de la prueba sobre la superficie del sector II-8 y sobre las condiciones fijadas en la adjudicación y que hubo un "desmesurado" incremento de la superficie destinada a cesiones para redes públicas, "lo que habría disminuido el suelo neto para materializar los usos industriales".

Ahora, la sentencia de la Sección 11 de la Audiencia Provincial, fijada el 13 de septiembre de este año, ha estimado este recurso, resolviendo el contrato firmado entre ambas partes.

Además, el Ayuntamiento está obligado a pagar a vecinos y empresarios demandantes 2,79 millones de euros más intereses legales desde el 27 de septiembre de 2004. También a devolver el aval de 124.000 euros y a pagar las costas del juicio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies