El nivel de ruido en la capital aumentó más de 10 decibelios la noche de celebración del Mundial de Fútbol

Actualizado 17/07/2010 13:29:20 CET

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los niveles de ruido en la capital aumentaron más de 10 puntos la noche del lunes al martes por la celebración ciudadana ante el recibimiento de la Selección Española de Fútbol, ganadora de la Copa Mundial 2010, según datos de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid.

Concretamente, entre las 23 horas de este lunes y las 7 horas de este martes se registraron una media de 68,52 decibelios, cuando un noche habitual como la de ayer se anotaban 57,93, lo que supone un 20 por ciento más.

Además, fueron las estaciones de medición del Centro de la capital las que más se vieron alteradas por el estruendo de trompetas, 'vuvuzelas', timbales, aplausos y griterío generado por el recibimiento de los ganadores del Mundial Fútbol, especialmente las de la Plaza del Carmen anotó 71,5 decibelios (60,3 este martes por la noche), y la Plaza de España 78,5 (69,5 ayer).

Por su parte, la estación de Escuelas Aguirre anotó 77,7 decibelios (65,2 ayer por la noche), Avenida Ramón y Cajal 75,7 decibelios (61,9), Manuel Becerra 75,9 (58,3), Moratalaz 75,7 (55,1), Farolillo (Carabanchel) 72,10 (55,8), Barrio del Pilar 72,8 (57,4), o Cuatro Vientos 71,8 (59,9).

De hecho, el registro de las mediciones nocturnas de este lunes por la llegada de los jugadores fue tan excepcional que sobrepasó los datos diurnos (de 7 a 23 horas), que se situaron en los 63,51 decibelios de media. No obstante, zonas céntricas como Plaza de España, por donde pasó la comitiva triunfal, contabilizaron niveles de 72,20 decibelios, lo que tampoco es habitual.

Estos ruidos provocaron que muchos ciudadanos que no lograran conciliar el sueño durante la noche del domingo y del lunes por las celebraciones del Mundial. Especialmente difícil lo pasaron los residentes en la almendra central de Madrid y los que intentaron dormir con la ventana abierta debido al fuerte calor de estos días.

Y es que los organismos públicos recomiendan que no se superen los 55 decibelios de medio, un dato que sólo cumplió una noche habitual como la de ayer las estaciones de Casa de Campo y Campo de las Naciones. Además, los fines de semana, concretamente las noches de viernes y sábado, los niveles de ruido aumentan sensiblemente en la zona centro de la capital, debido al aumento del transporte y a la actividades de los locales de ocio.

Así, vecinos de las calles aledañas a la puerta del Sol, Gran Vía, Chueca, Plaza de Huertas y el barrio de La Latina se quejan reiteradamente de los estruendos que provocan la acumulación de gente en zonas de marcha. Los efectos producidos por el ruido pueden ser fisiológicos, como la pérdida de audición, y psicológicos, como la irritabilidad exagerada, según informa el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies