No habrá pacto para la lucha contra la contaminación en Madrid

Ana Botella Y Miguel Ángel Villanueva En El Pleno Del Ayuntamiento
EUROPA PRESS
Actualizado 11/05/2012 15:23:56 CET

El Consistorio ve que las medidas ya están en el Plan de Calidad del Aire

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno municipal ha rechazado este viernes, con los votos en contra del PP, una propuesta de todos los grupos de la oposición para alcanzar un pacto global para luchar contra la contaminación, dado que el equipo de Gobierno entiende que las medidas incluidas en dicha iniciativa básicamente ya están contempladas en el Plan de Calidad del Aire que ha sido aprobado recientemente.

Durante el debate, el delegado de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos, ha remarcado que el Consistorio está aplicando una serie de medidas, que incluye un despliegue de inversión importante, para reducir los niveles de contaminación y que, prueba de ello, es la bajada en diversos indicadores como el caso de partículas en suspensión.

De Guindos ha señalado que dicho plan de actuación supone, entre otras muchas medidas, hacer medioambientalmente más limpios los vehículos de la flota municipal o convenios con entidades como AENA para coordinar actuaciones o la colaboración con el Consorcio regional de Transportes para la habilitación de estacionamientos disuasorios.

El delegado también ha señalado la disposición favorable del Ayuntamiento a plantear asuntos que mejoren la movilidad de personas con menos recursos y ha agregado que volverá a plantear cuando haya oportunidad la conveniencia de estudiar un bono social para desempleados.

Por su parte, los grupos de la oposición han criticado que el Ayuntamiento no realice una revisión del modelo de la ciudad y han criticado la reciente aprobación del Plan de Calidad del Aire antes de la celebración de este debate.

LISSAVETZKY: "BOTELLA NO ESTÁ A LA ALTURA"

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha recriminado al equipo de Gobierno que, a escasas fechas de la celebración de este pleno, haya aprobado el Plan de Calidad "poco ambicioso, virtual, poco eficiente y recaudatorio" sin atender a las ideas que pudiera plantear la oposición, que en el caso de los socialistas incluyen 100 medidas concretas para combatir la contaminación.

Además, Lissavetzky ha remarcado la necesidad de mejorar la red de medición de las partículas contaminantes puesto que el Ayuntamiento persiste en la "negación de la realidad" y del "daño que provoca a la salud" con un sistema "tramposo" que ubica estaciones cerca de zonas verdes o de poca intensidad de tráfico.

Como ejemplo, ha aludido que el pasado miércoles la estación de Escuelas Aguirre alcanzó los 282 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno o los 200 microgramos de la estación de Fernández Ladreda ayer, lo que supone aproximadamente siete veces más de los límites permitidos.

El portavoz del PSOE ha vuelto ha reclamar la elaboración de una etiquetación de vehículos para marcar limitaciones de acceso de los automóviles más contaminantes en periodos de alta contaminación y otras medidas, para finalmente remarcar la ciudad se encuentra "en un momento muy serio" y que no asumir las propuestas de la oposición demuestra la "incapacidad" del Ayuntamiento y que su alcaldesa, Ana Botella, "una vez más no ha sabido estar a la altura".

UPYD PIDE MÁS ATENCIÓN A LA PERIFERIA

El concejal de UPyD Jaime Berenguer ha recriminado al equipo de Gobierno por aprobar un Plan de Calidad del Aire municipal "paliativo" que no atiende a las causas que originan problemas de contaminación, ante lo cual ha defendido que el Ayuntamiento revise su modelo de ciudad para reequilibrar las diferencias entre periferia y centro que obligan al desplazamiento. Para ello, ha respaldado el desarrollo de zonas peatonales que fomenten el desarrollo económico y social.

Además, ha recriminado a la Corporación por "ponerse medallas" al decir que no se aplicará peajes en la ciudad cuando la tarifa del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) es un "peaje en destino" o que "se tiren los trastos con la comunidad" sobre los problemas que derivan los desplazamiento de vehículos.

Berenguer trasladó al equipo de Gobierno una serie de propuestas para mejorar la calidad del aire en distintos campos, como crear un abono para niños entre 6 y 11 años que valga un 50 por ciento menos que el abono joven, modernizar el sector del taxi, reducir precios de transporte público en horas valle, hacer una moratoria en la creación de parking de rotación, aumentar zonas verdes en el SER y potenciar el uso de bicicleta eléctrica con exenciones fiscales a las empresas que impulsen este medio de transporte, entre otras.

IU RETOMA EL ABONO SOCIAL

Por su parte, la concejala de Izquierda Unida Raquel López ha lamentado que el Ayuntamiento no centra las medidas en el problema principal de la contaminación que identificó en el uso de vehículo privado, a causa de un modelo de ciudad que fomenta la "dispersión" y obliga a los jóvenes a "salir fuera de la ciudad".

Ante esta situación, López ha reclamado que se utilicen los instrumentos de planeamiento urbanístico para distribuir equipamientos básicos en las cercanías de todos los barrios (para evitar así desplazamientos) y ha reivindicado otra vez la puesta en marcha de un abono social gratuito para los parados que hayan agotado todas las prestaciones.

La representante de IU ha cargado contra la subida de los precios del transporte público cuando los madrileños ya pagan el coste efectivo de los medios de movilidad con sus impuestos y ha recordado que la reducción de la contaminación es una cuestión esencial de salud, dado que cerca de 2.000 madrileños fallecen de forma prematura debido a problemas relacionados con la calidad del aire.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies