Nueve empresas optan a gestionar los autobuses turísticos de Madrid, cuyo concurso se fallará a finales de marzo

Actualizado 07/02/2011 15:37:10 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Nueve empresas han presentado candidaturas al concurso para adjudicar el servicio municipal de autobuses turísticos que ha convocado el Ayuntamiento de Madrid, después de que el pasado 3 de enero expirara la anterior concesión a la UTE Madrid Visión.

Según ha informado el Consistorio madrileño a Europa Press, las compañías que optan a hacerse con este jugoso contrato --algo más de un millón anual durante una década más otra parte variable en función de los resultados-- son Esfera Bus S.L.U. y RJ Autocares S.L.

Además, siete uniones temporales de empresas también han presentado sus propuestas. Se trata de Autocares Vilar, Viajes Reina y Neoturismo; Ruiz y Viajes Transavía Tour; Juliá Travel, Alsa y Transportes Bacoma; Terravisión España, Terravisión Transport, Alivisión Transport y Dionisio Montoya del Álamo; Viajes El Corte Inglés y Esteban Rivas; Autobuses Urbanos de Lugo, Monforte, Castromil, Globalia Autocares y Transportes Chapín; y Autorés, City Sightseeing, Pullmantur y Compañía Hispalense de Tranvías.

Todas ellas son empresas con amplia experiencia en el transporte de pasajeros, y algunas compañías gestionan ya los contratos del servicio de autobuses turísticos en otras ciudades como Barcelona, Londres o París.

Según fuentes municipales, las nueve propuestas han pasado el primer corte y entrarán en el concurso, que se fallará a finales de marzo, con la intención de que la nueva empresa pueda empezar a prestar servicio en julio, como muy tarde. Mientras tanto, es la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la capital la que se ha hecho cargo del servicio, algo que la oposición reclama se convierta en una solución permanente.

EL CONCURSO

La adjudicación del servicio de autobuses turísticos de Madrid se hará para los próximos diez años, y en la decisión pesarán un 35 por ciento los criterios no cuantificables y, el resto, se baremará en función a criterios valorables en cifras o porcentajes.

En virtud del pliego de condiciones, se exigirá una mejora de los requisitos mínimos de los vehículos, que no podrán superar el año de antigüedad al inicio del contrato; se valorará la reposición de la flota a lo largo del contrato, considerándose idónea una vida útil máxima de entre seis y ocho años; y se tendrán en cuenta aspectos relativos a una mejor calidad en la habitabilidad de los autobuses, climatización, cerramientos laterales en planta superior --que estén preparados para cubrirse y protegerse de la lluvia con capotas rígidas desmontables-- y sistema de audioguías con locuciones al menos en ocho idiomas.

Asimismo se prevé la ampliación de las rutas actualmente existentes, así como la mayor frecuencia de paso. De este modo, en la ruta 1 --desde el Teatro Real, pasando por todo el centro histórico, llegando a la zona de los Museos, subiendo por Alcalá al barrio de Salamanca, para volver sobre Gran Vía y acabar en la Plaza de España-- se ha propuesto la ampliación hasta la Puerta de Toledo, lo que permitirá conocer las intervenciones recientes en el entorno del río.

En la ruta 2 --con salida en Neptuno, sigue hacia Colón, pasando por Cibeles, llega al Santiago Bernabéu para adentrarse en la zona comercial del Barrio de Salamanca y seguir por el Museo Arqueológico hasta Alcalá-- se propone una ampliación desde el Santiago Bernabéu hasta las Cuatro Torres recorriendo el Paseo de la Castellana.

Además, el servicio pasará ahora a depender del área de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, porque se quiere vincular de forma más clara con los instrumentos de promoción turística de la capital.

Por ello, se buscará una adaptación de la imagen corporativa y la aplicación de la marca ¡MADRID! para alcanzar una clara vinculación a los servicios de información turística oficiales y su fácil reconocimiento por turistas y madrileños.

Por otro lado, se debe garantizar la comercialización y venta de billetes en los Puntos de Información Turística a través de los canales oficiales de Madrid, sin perjuicio de otros canales alternativos.

También se incorpora la exigencia de medios de pago electrónicos y de un centro de atención al usuario, al menos, en uno de los puntos de parada de estacionamiento prolongado que dará información telefónica con un mínimo de tres líneas y personal que hable al menos cuatro idiomas (español, inglés, francés, alemán), en horario que cubra los tiempos de prestación del servicio y contestador automático fuera de él.

El nuevo contrato contempla la posibilidad de ofrecer publicidad acerca de eventos institucionales relativos a la agenda turística y cultural de la ciudad al reservarse las partes delantera y trasera de los autobuses para uso exclusivo del Ayuntamiento.

En cuanto al canon anual, el nuevo contrato incluye una parte fija (1.050.000 euros) y otra variable anualmente, que será de un 3,5% de la cifra de facturación bruta anual si ésta no supera los 9 millones de euros y de un 4,5% de la cifra de facturación bruta anual si excede de los 9 millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies