El nuevo convenio de hostelería limita las horas extra a 80 anuales y fija su realización en determinados meses del año

Actualizado 26/06/2007 20:56:10 CET

También garantiza la concesión de una excedencia o la recolocación manteniendo el sueldo si se pierde del carnet de conducir

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo convenio colectivo de Hostelería, que los sindicatos y la patronal firmaron hoy en el Instituto Laboral de Madrid, limitará la flexibilización de la jornada laboral del sector a 80 horas extra anuales, que además sólo podrán llevarse a cabo en determinados meses del año.

Asimismo, los trabajadores de la hostelería madrileña tendrán sus puestos de trabajo más protegidos si pierden los puntos de su carnet de conducir. Desde hoy, si la pérdida del 50 por ciento o más de los puntos se produce durante las horas laborales, el empleador deberá mantener el sueldo de su trabajador aunque éste cambie de ocupación. Si la pérdida de puntos durante el trabajo es menor al 50 por ciento del total, el empresario deberá facilitar una excedencia para que el trabajador no pierda su empleo definitivamente.

El convenio incluye también una valoración del absentismo, que penalizará a los "profesionales de la baja laboral" a partir de la tercera vez que falten al trabajo, "pero sin castigar a los que realmente no pueden trabajar por motivos médicos reales", informó a Europa Press el responsable de Hostelería de UGT, Hilario Pinilla.

El nuevo acuerdo, que regirá el sector hasta el 2010, asegurará un aumento salarial este año del IPC de 2006 más medio punto; en 2008, el aumento será de 0.75 puntos por encima del IPC de 2007; en 2009, el IPC de 2008 más 1.25 puntos; y en 2010, se aumentará un punto y medio el valor del IPC en 2009.

Además, el texto también recoge ciertas mejoras sociales como la acumulación de hasta 14 días laborales por lactancia, la adaptación del convenio a la Ley de Igualdad o el que los trabajadores con niños pequeños puedan librar los fines de semana hasta los tres años de sus hijos, en vez de durante los dos primeros como hasta ahora.

"Nos habría gustado que el convenio incluyera aún más materias sociales, como un aumento de las vacaciones o la reducción de la jornada anual, que ahora está en 1.800 horas anuales", confesó Pinilla, aunque aseguró que "se puede estar satisfecho por haber llegado a un acuerdo".

La firma de este convenio llega tras varias semanas de negociaciones y un conato de huelga, que los sindicatos UGT y CCOO convocaron para los días 21 y 22 de junio, pero que finalmente fue desconvocada al alcanzarse un preacuerdo de convenio durante el acto de conciliación del pasado día 14.