El nuevo hotel Eurostars Madrid Tower de la Torre Sacyr abrirá el 15 de octubre sus 474 habitaciones

 

El nuevo hotel Eurostars Madrid Tower de la Torre Sacyr abrirá el 15 de octubre sus 474 habitaciones

Actualizado 05/05/2008 17:04:22 CET

El Grupo Hotusa, propietario del establecimiento, estudia una promoción de apertura para que los madrileños conozcan el nuevo hotel

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El nuevo hotel Eurostars Madrid Tower, que el Grupo Hotusa está construyendo en las primeras 33 plantas de la Torre de Sacyr-Vallehermoso del complejo Cuatro Torres Business Area (CTBA) del Paseo de la Castellana, abrirá sus puertas el próximo 15 de octubre, según fuentes de la constructora, con 474 habitaciones cinco estrellas gran lujo, además de otros servicios.

Así, sus 45.360 metros cuadrados, divididos en 31 plantas sobre rasante más dos niveles subterráneos, albergarán 25 suites junior, de unos 60 metros cuadrados cada una; una suite ejecutiva de 80 metros cuadrados; y la suite presidencial, de más de 100 metros cuadrados y dotada de sauna propia. Todas las habitaciones están equipadas con elementos domóticos y equipos audiovisuales de última tecnología.

La oferta se completa con dos restaurantes, uno de ellos de autor, en la planta superior del edificio, además de un centro de convenciones con auditorio para 1.300 personas, 18 salas de reuniones y un spa urbano de 600 metros cuadrados útiles. Asimismo, el edificio tendrá servicio de canguro, gimnasio, sauna, jacuzzi, piscina cubierta y un lobby-bar.

En cuanto a la decoración, encargada al estudio CGA Arquitectos dirigido por Josep Juanpere, en ella priman los materiales nobles con una elegante combinación de tonos. Así, los pasillos del hotel y las habitaciones estarán decoradas en tonos dorados, metálicos, negros y nogales, mientras las zonas comunes serán en blanco y negro o incluso combinaciones elegantes como pistacho, morado y negro del lobby-bar. La recepción, por su parte, estará presidida por un panelado de latón pavonado retroiluminado.

En las habitaciones se dispondrá de todas las comodidades: televisión de plasma, cama extra grande o vistas desde las ventanas, se sumarán al diseño del cuarto de baño que, separado por un cerramiento acristalado, contará con unas contraventanas interiores de madera para poder aprovechar la luz natural si así se desea.

Además, todas las plantas contarán con obras exclusivas de prestigiosos artistas como fotografías de otros grandes edificios del mundo decorando las paredes de cada nivel.

El presidente del Grupo Hotusa, Amancio López, explicó que los precios del nuevo hotel madrileño serán "similares" a los del establecimiento que ya existe en Barcelona (desde los 60 euros la noche en la habitación doble más sencilla, hasta los 400 euros por suites más sofisticadas), y aseguró además que la cadena está estudiando la posibilidad de crear una oferta de apertura que facilite la estancia a los madrileños para que conozcan el nuevo hotel.

TAMBIÉN HABRÁ OFICINAS

El aparcamiento del hotel, con más de 1.150 plazas, se sumará al destinado a los trabajadores de las oficinas, que se situarán en los 17 pisos restantes. Estos espacios dispondrán de vestíbulo independiente con ocho ascensores de alta velocidad, un montacargas, dos ascensores de emergencias y tres ascensores al aparcamiento.

Cada planta de oficina cuenta con 1.258 metros cuadrados articulados en dos sectores independientes que también pueden distribuirse como un espacio único. En el espacio central de cada planta, que tiene forma elíptica, estarán las zonas comunes, con los cuartos de baño, las escaleras, los ascensores y los refugios contraincendios.

Las vistas desde todas las salas de la torre abarcan la ciudad entera, pudiéndose ver incluso en días claros la sierra madrileña y El Escorial. La fachada, con doble acristalamiento, garantiza una excelente luminosidad natural además de una buena aclimatación y ahorro de energía.

TORRE SACYR

La Torre Sacyr, de 235 metros de altura, fue diseñada por los arquitectos Enrique Álvarez Sala y Carlos Rubio Carvajal. Es propiedad de Testa, y está siendo construida por Sacyr-Vallehermoso, que ha invertido más de 350 millones de euros en el proyecto.

El edificio se apoya en tres soportes elípticos que surgen, como de un cráter, de los dos niveles de la plaza pública situada bajo la torre. La distribución de todos los espacios se genera, por tanto, en torno a un núcleo central donde están todas las comunicaciones verticales, con 25 ascensores en total, de los que parte son exclusivos para el hotel. Además, habrá escaleras mecánicas y escaleras escultóricas, que conectarán con los vestíbulos de las salas de convenciones.

Para su construcción se han empleado materiales de última generación, como aluminio, cristal parasol o revestimientos 'high-tech', así como elementos clásicos como la madera o el granito.

Durante la visita de hoy, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, destacó que abrir este nuevo hotel supone "dar un paso más para aumentar la calidad y la excelencia del sector hotelero madrileño, clave para mejorar el atractivo turístico de la ciudad", y recordó que en 2007 visitaron la capital 7,3 millones de personas.

Gallardón, que estuvo acompañado por el vicealcalde, Manuel Cobo, y por los delegados de Economía, Miguel Ángel Villanueva, y Urbanismo, Pilar Martínez, avanzó además que el Ayuntamiento podría organizar algún acto relacionado con la candidatura olímpica Madrid 2016 en el nuevo hotel para que "los responsables de seleccionar al organizador de los Juegos Olímpicos vean que Madrid es la mejor opción no sólo por su compromiso y apoyo popular e institucional, sino también porque es una ciudad que se arriesga para crecer, y que será una de las grandes urbes del mundo en el siglo XXI".

Además, el primer edil destacó que Madrid "no sólo es la tercera ciudad de Europa, tras Londres y París, sino que junto a ellas forma la triada de 'ciudades globales', que han hecho de la globalización un espacio de riqueza y oportunidades, y que se han convertido en 'ciudades refugio' en épocas de crisis".

COMUNICACIONES Y ENTORNO

Por último, el regidor capitalino recordó que, junto al CTBA, el Ayuntamiento ha promovido la construcción de un anillo distribuidor que asegura unas "óptimas comunicaciones con el resto de la ciudad, con el aeropuerto y con los recintos feriales", al mismo tiempo que se ha posibilitado la "liberación de superficie para crear espacios ciudadanos". "Crear un espacio como éste no podía significar un perjuicio para los ciudadanos", aseveró.

Asimismo, recordó que a estas cuatro torres se unirá el nuevo Centro Internacional de Convenciones, de Emilio Tuñón, Luis Moreno Mansilla y Matilde Peralta, cuyo "perfil circular evoca un sol naciente y que reforzará la condición de Madrid como una de las principales capitales de negocio del mundo".

"Este nuevo espacio, de inversión pública, tendrá una superficie superior a la del Palacio Municipal de Congresos de Parque de las Naciones y la del Palacio de Congresos de Castellana sumadas", añadió. Sobre este centro, el presidente del Grupo Testa, Fernando Rodríguez-Avial, instó al alcalde a que "agilice su construcción, porque junto a las cuatro torres ayudará a que Madrid sea ciudad olímpica".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies