El nuevo Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Clínico cuenta con 56 camas, dos hospitales de día y jardines

Instituto De Psiquiatría Del Hospital Clínico
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 16:12:01 CET

Su diseño arquitectónico, con entrada de luz natural, contribuye al tratamiento de los pacientes

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Clínico San Carlos de Madrid dispone de 56 camas, salas de observación, dos hospitales de día, patios y jardín, repartidos en más de 4.000 metros cuadrados que han sido totalmente renovados.

Tras ser inaugurado por la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, esta tarde abrirá sus puertas a sus primeros pacientes, que serán atendidos por 221 "excelentes" profesionales entre psiquiatras, psicólogos, personal de enfermería, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, administrativos y celadores.

El Instituto consta de diversas unidades asistenciales para diferentes patologías, con lo que todos los pacientes psiquiátricos que antes tenían que acudir a varios hospitales ahora podrán recibir tratamiento en un único lugar, en el que además tendrán a su disposición "un espacio terapéutico con tratamientos y equipamientos modernos y apropiado especialmente para la atención integral de los pacientes con patología mental".

Así, la Unidad de Hospitalización Convencional dispone de 48 habitaciones individuales para atender a enfermos con trastornos psiquiátricos agudos que requieren de estar ingresados de forma indefinida para recibir un tratamiento integral y completo.

Por su parte, la Unidad de Observación Psquiátrica o de Hospitalización Breve dispone de ocho camas para enfermos con crisis psiquiátricas agudas que pueden permanecer ingresados un máximo de 48 horas.

Junto a estos dispositivos habrá dos hospitales de día para pacientes en posthospitalización y atención ambulatoria intensiva especializada, con un total de 45 puestos de tratamiento. Uno de ellos será Hospital de Día para Trastornos de la Personalidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria y el otro para Trastornos Psicóticos.

Ambas unidades contarán con salas de terapia ocupacional grupal y despachos clínicos para evaluación médica, tratamientos individuales, psicoterapias de rehabilitación y reinserción social con técnicas específicas y un comedor terapéutico para reeducar a los pacientes con trastornos alimentarios.

ARQUITECTURA TERAPÉUTICA

Asimismo, dispondrán de cuatro controles de enfermería diseñados específicamente para mantener un control visual de todo el espacio común y los corredores de la sala.

En total, más de 4.000 metros cuadrados repartidos en dos plantas que se comunican entre sí y que también incluyen dos patios con techos abiertos y un jardín posterior, lo que permitirá un cierto esparcimiento a los pacientes ingresados.

De hecho, el director del Instituto, Juan José López-Ibor, ha subrayado durante la inauguración que la arquitectura del recinto es "terapéutica" porque el recinto es "espacioso, sin rejas, luminoso, transparente" y deja entrar la luz natural, lo que contribuirá también al tratamiento de los pacientes aquí ingresados.

Junto a todo lo anterior, habrá también aulas de formación para los 25 alumnos de postgrado --16 médicos residentes y nueve psicólogos residentes-- que se forman en este hospital universitario, a los que habrá que añadir todos los participantes en el futuro programa de Formación de Residentes de Enfermería Especialista en Salud Mental.

El Instituto es además un centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y forma parte del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), creado para "mejorar la atención clínica a los pacientes en toda España". Asimismo tiene varias líneas de trabajo y proyectos y estudios nacionales e internacionales actualmente en marcha.

Según datos del Gobierno regional, por aquí pasarán anualmente unas mil personas ingresadas, unos 40.000 pacientes de consultas externas y cerca de 4.000 de urgencias.

REFORMA DEL ALA NORTE

Con la inauguración de este Instituto concluye la reforma del Ala Norte de hospitalización del Clínico San Carlos, que ha recibido una inversión cercana a los 55 millones de euros para renovar casi 32.000 metros cuadrados distribuidos en ocho plantas.

De esta manera se han podido crear habitaciones dobles e individuales y unidades especiales tales como la sala de atención agua a pacientes con Ictus, la sala de Ventilación Mecánica no Invansiva, una sala de Vídeo EEG para el estudio de enfermos con epilepsia y la Sala Blanca de Terapias Avanzadas.

Durante las obras de creación del Instituto Psiquiátrico y de Salud Mental también se acometieron los trabajos de ampliación del Servicio de Urgencias del Clínico, que ha duplicado su superficie.

Según datos del Gobierno regional, la red de atención a pacientes psiquiátricos suma ya 34 servicios, 1.700 camas, 21 centros de día y once unidades especializadas.

ASISTENCIA PSIQUIÁTRICA "GARANTIZADA"

Gracias a todo esto "la atención a los pacientes mentales en la Comunidad de Madrid está garantizada", según ha asegurado Esperanza Aguirre, que ha subrayado que el Ejecutivo autonómico "da prioridad e impulsa los tratamientos de salud mental".

"Y seguiremos haciendo todo lo posible para que (estos enfermos) se liberen del estigma de la enfermedad mental y para que la docencia y la investigación sirvan para que la asistencia sea de la máxima calidad", ha añadido la presidenta regional.

De hecho, el nuevo Instituto es, a su juicio, "un paso muy importante para impulsar la atención a las personas con enfermedad mental" que antes, por ejemplo, contaban únicamente con "un baño por cada 18 personas en el ala de psiquiatría" del Clínico.

Por su parte, López-Ibor ha recordado que "la salud no es consecuencia del desarrollo, sino que el desarrollo es consecuencia de la salud", subrayando de esta manera lo "fundamental" que es invertir en este sector.

A renglón seguido, ha apuntado que el 50 por ciento de los casos psiquiátricos se deben a trastornos cerebrales, de los que dos tercios son psiquiátricos y el tercio restante, neuronal. Y también ha indicado que el 30 por ciento de los enfermos mentales sufre una dolencia crónica, lo que aumenta los costes de sus tratamientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies