El nuevo reglamento de la EMVS incluye soluciones para la descendencia de las víctimas de violencia machista

EMVS
EUROPA PRESS
Publicado 01/07/2018 11:30:07CET

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El proyecto inicial de reglamento para la adjudicación de las viviendas gestionadas por la EMVS incluye por primera vez soluciones tanto para los hijos e hijas de las víctimas de violencia machista como para sus progenitores siempre que en el momento de su muerte o desaparición convivieran con ella.

Es una de las novedades del reglamento cuyo proyecto inicial ha pasado este jueves por Junta de Gobierno. También se incluyen soluciones para los familiares en línea recta o colateral dentro del tercer grado que se encontraran bajo su guarda y para las personas sujetas a su tutela o que se encontrasen bajo su acogimiento familiar, siempre que convivieran con la víctima de violencia machista desde un año antes a su muerte o desaparición.

En el texto se considera víctima indirecta a la persona que ostente la guarda y custodia de menores huérfanos cuyas madres hayan sido víctimas de violencia de género.

El reglamento que ha pasado de manera inicial por la Junta de Gobierno refuerza el acceso prioritario a una vivienda mediante un alquiler "estable y de calidad", según informan fuentes de la EMVS a Europa Press.

Con él se continúa con el modelo de Registro Permanente de Solicitantes de Vivienda como mecanismo para que la ciudadanía pueda inscribirse y participar en los diferentes procesos de adjudicación de vivienda pública que se produzcan.

NUEVO SISTEMA DE ADJUDICACIÓN

Como novedad destacaa la creación de un nuevo sistema de adjudicación que permite la total adecuación entre la oferta de viviendas y los adjudicatarios de las mismas para favorecer la plena integración de los residentes, con unos procedimientos de gestión que garanticen la adecuada atención a las distintas tipologías sociales relacionadas con el acceso a la vivienda.

Otra de las novedades que introduce el texto son las condiciones contractuales que regirán las relaciones entre la EMVS y sus adjudicatarios y adjudicatarias, lo que favorece la transparencia y seguridad al fijar unas rentas adecuadas al nivel de esfuerzo de cada familia, garantizando la permanencia y las prórrogas a determinar por la parte adjudicataria. También se incorpora un compromiso social común como decálogo de derechos y obligaciones entre las partes.

La EMVS considera grupos de demanda a las personas en situación de vulnerabilidad habitacional, los menores de 35 años, los mayores de 65 , las familias monoparentales, las familias numerosas, las personas con discapacidad, las víctimas directas o indirectas de violencia de género, trata y/o explotación sexual y la demanda general.

PROCEDIMIENTO DE SELECCIÓN

Para cada una de las ofertas aprobadas por el consejo de administración de la EMVS se seleccionará de entre todos las solicitudes válidamente inscritas en el registro teniendo en cuenta los grupos y subgrupos de demanda, la tipología de las viviendas ofertadas y el distrito municipal en el que se localizan.

A continuación, y mediante un nuevo procedimiento informático, a cada una de las viviendas que componen la oferta se les asignará un número de orden: el número de personas será igual al triple de viviendas ofertadas resultando, por lo tanto, un seleccionado y dos reservas por cada vivienda. Así se gana en agilidad en la gestión y en el proceso de adjudicación.

La EMVS plantea un compromiso social común para el uso de las viviendas, con el fin de mejorar su uso y la convivencia vecinal, advirtiendo por su parte que el incumplimiento de este compromiso puede originar la apertura de un expediente que concluya en la no renovación o incluso la resolución inmediata del contrato de arrendamiento.

CARÁCTER SOCIAL

Este nuevo reglamento mantiene el carácter social de la política municipal de vivienda que permitiendo una total adecuación entre la oferta de viviendas y sus adjudicatarios. El texto refuerza el acceso prioritario a una vivienda en arrendamiento mediante un alquiler estable y de calidad.

Tras el paso por Junta de Gobierno se inicia la tramitación administrativa hasta su aprobación en el Pleno. El reglamento se presenta como una herramienta esencial "ante la fuerte demanda existente, la necesidad de vivienda de los colectivos más vulnerables que no pueden acceder al mercado libre y el aumento de los precios del alquiler".

Las adjudicaciones se regirán por los principios de publicidad, concurrencia pública, transparencia, igualdad y no discriminación. "esta modificación demuestra que continuamos trabajando en el futuro de Madrid para que nuestra ciudadanía, especialmente aquellos con mayores dificultades socioeconómicas, encuentren un alojamiento adecuado, en un entorno apropiado y con unas condiciones óptimas de acuerdo a su situación sociofamiliar", ha indicado la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, también presidenta de la EMVS.