El nuevo subterráneo bajo la glorieta de la M-503 estará en primavera

M-503 a su paso por Pozuelo
JUAN ANTONIO ECHAGÜE ACOSTA
Actualizado 11/12/2010 11:49:17 CET

También se están creando 5,4 nuevos kilómetros de autovía en la M-206 entre Torrejón de Ardoz y Loeches

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El nuevo paso subterráneo que la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid está construyendo bajo la rotonda de la M-503 en Pozuelo de Alarcón, por donde cada día circulan más de 50.0000 vehículos y que sufre grandes atascos, estarán finalizadas la próxima primavera.

Según ha informado este sábado el Ejecutivo autonómico, las obras ya están ejecutadas al 80 por ciento y, cuando concluyan, se sustituirá la glorieta por un paso subterráneo que agilizará las conexiones entre Humera, Aravaca y Pozuelo de Alarcón, y dará continuidad a la M-503 en dirección a Majadahonda.

Esta obra, situada en un "nudo estratégico para la movilidad" en la zona Noroeste de la Comunidad, "redundará en un importante incremento de la seguridad vial", así como en la "mejora de las condiciones de circulación hacia la M-30 y el Puente de los Franceses, por un lado, y hacia Aravaca y el viario urbano de Pozuelo de Alarcón por el otro".

Además, este proyecto da continuidad a otras mejoras realizadas en la carretera, en la que ya se eliminaron la pasada legislatura dos rotondas en el acceso a Pozuelo de Alarcón.

Así, la Consejería de Transportes e Infraestructuras remodeló la intersección de las carreteras M-503 y M-502 en Pozuelo de Alarcón y sustituyó las dos glorietas existentes por sendos pasos a distintos nivel para aligerar la movilidad en la zona.

"El objetivo final será convertir la M-503 en una auténtica autovía sin cruces a nivel desde la carretera de Castilla a Villanueva de la Cañada", han apostillado desde el Gobierno regional.

OBRAS EN LA M-206

Para realizar estos trabajos, el Gobierno madrileño ha autorizado un gasto de 10 millones de euros, que también servirán para continuar con los trabajos de duplicación de la M-206 entre Torrejón de Ardoz y Loeches.

Esta otra iniciativa servirá para mejorar los accesos a los polígonos industriales del Corredor del Henares, creando una nueva autovía de 5,4 kilómetros por donde actualmente circulan 24.700 vehículos diarios, de los que más de 3.100 son camiones (12,5 por ciento).

La carretera M-206 es una de las principales arterias de comunicación del Corredor del Henares que conecta dos de las carreteras más transitadas de la zona --la M-203 y la M-300-- y que da acceso a los municipios de Coslada, San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz y Loeches, que suman una población beneficiada de más de 245.000 vecinos.

El proyecto consiste en la duplicación de un tramo de 5,4 kilómetros que discurre entre el límite con San Fernando de Henares y la conexión con la M-225 en las proximidades de Loeches, para lo que se ha previsto una inversión total de 40,4 millones de euros.

El objetivo de esta obra es agilizar las comunicaciones, incrementando la seguridad vial en un nudo viario que actualmente registra una alta densidad de tráfico debido a su importancia empresarial y su ubicación estratégica, próxima al Parque Ferial Juan Carlos I y al aeropuerto, y por la presencia de núcleos industriales en el entorno, como la Compañía Logística de Hidrocarburos, en San Fernando de Henares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies