Las obras de construcción del tren entre Móstoles y Navalcarnero llevan casi medio año paralizadas

 

Las obras de construcción del tren entre Móstoles y Navalcarnero llevan casi medio año paralizadas

Actualizado 30/05/2010 12:38:51 CET

MÓSTOLES, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Las obras de construcción del tren Móstoles-Navalcarnero llevan ya casi 6 meses paralizadas, según confirmaron a Europa Press los trabajadores que se han hecho cargo de las obras hasta el momento del parón. Según ellos, los obreros han sido reasignados a trabajos en otros puntos de España y apenas hay máquinas en el trazado del tren.

"Hay empleados trabajando en obras en Barcelona, Sevilla, Zamora, Gibraltar, entre otros. Los que pertenecían a subcontratas fueron despedidos y no hay máquinas en la zona, sólo algunas que tienen aparcadas", explicó uno de los empleados de OHL, la empresa que resultó adjudicataria de estas obras.

Las obras pararon el pasado mes de diciembre, cuando, según los obreros, estaban aproximadamente al 40 por ciento. "No fue la primera vez: ya el verano del año pasado se produjo otro parón", explicaron entonces. Según ellos, harían falta otros 2 años de obras al ritmo normal para que se pudieran concluir los trabajos.

Los testimonios de estos obreros apuntaban entonces a un "descuerdo económico y político" de la Comunidad de Madrid con la empresa que está llevando a cabo las obras, si bien la versión oficial de la empresa OHL pasaba, ya el pasado mes de enero, por confirmar la paralización de las obras y sentir las molestias ocasionadas a los vecinos de Móstoles y Navalcarnero.

Por parte de la Comunidad de Madrid, fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras señalaron a Europa Press que no hay novedades desde el mes de enero, cuando ya se requirió a la empresa concesionaria el cumplimiento de los plazos establecidos en los pliegos de condiciones.

En su día, explicaron que Mintra hace inspecciones periódicas en todas las obras en las que está implicada y que en la última realizada en Navalcarnero el pasado 12 de enero, en relación a las obras del tren, se detectó que los trabajos estaban paralizados "prácticamente en su totalidad".

Los técnicos redactaron el informe y el pasado 18 de enero requirieron a la empresa concesionaria que cumpla los plazos recogidos en el pliego de condiciones, es decir, que la línea ferroviaria esté concluida para el año 2011.

Hace seis meses la Comunidad aseguraba que sólo quería que los trabajos estuvieran terminados en ese plazo, por lo que señalaron que están dispuestos a negociar en el marco de lo establecido en el pliego de condiciones que se determinó cuando OHL se hizo con el concurso de las obras.

En el caso de que el problema se prolongue en el tiempo, los servicios jurídicos del Gobierno regional podrían abrir un expediente administrativo sancionador. Cuando se trata de una concesionaria, la empresa se compromete a hacerse cargo de todo, incluida la financiación, hasta la puesta en marcha del servicio. En los pliegos de condiciones se establece que las obras deberán estar terminadas en 2011, coincidiendo con el año de las próximas elecciones autonómicas y municipales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies