Observatorio contra LGBTfobia lleva a los obispos ante la Fiscalía por posible delito de odio

Actualizado 08/08/2016 15:33:56 CET

Acusa a los obispos de hacer un llamamiento a la insumisión y al incumplimiento de la ley contra LGBTfobia

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio Español contra la LGBTfobia ha llevado a los obispos de Getafe y Alcalá de Henares, Joaquín María López de Andújar y Juan Antonio Reig Plá, respectivamente, ante la Fiscalía Especializada en Delitos de Odio, al considerar que "incitan al odio y a la discriminación contra el colectivo LGBT", a través de la carta que han difundido contra la nueva ley contra la LGTBIfobia.

Además, a través de un comunicado, el observatorio ha indicado que están estudiando interponer una querella penal contra los obispos, a los que acusa de "incitación a la insumisión ante la ley", lo que, recuerda, "es delito" y, por lo tanto, "también debería verificarse por parte de la Justicia".

Por otro lado, el colectivo ha anunciado que solicitarán a los plenos de los Ayuntamientos de Getafe y de Alcalá de Henares y a otros de la Comunidad de Madrid que reprueben la misiva de los obispos, que ha calificado de "infame".

Asimismo, ha hecho un llamamiento al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y al Consejo General del Poder Judicial a que se pronuncien "sobre la incitación a la insumisión de leyes proclamada por los obispos".

En el mismo sentido, ha instado "a la totalidad de la sociedad civil y a todos los partidos políticos a que condenen y denuncien sin paliativos este discurso de odio, que tanto daño sigue haciendo a nuestra sociedad, incitando la discriminación, la injusticia y hasta incluso la violencia".

Desde el Observatorio Español contra la LGBTfobia se han declarado "consternados, insultados y humillados con esta nueva grave injerencia de una parte de la Jerarquía Católica en la Comunidad de Madrid".

El colectivo reprocha a los obispos que califiquen la ley de "ataque a la libertad religiosa y de conciencia" y, en palabras del director del Observatorio, Paco Ramírez, sostiene que "la libertad religiosa y la libertad de expresión son ampliamente respetadas en nuestro país, cuando no son infinitas y tienen límites cuando afectan a las otras personas".

Por otro lado, critica que los obispos alerten de que se quiere imponer la 'ideología de género' y un 'pensamiento único', "cuando la Iglesia Católica lleva 2 milenios imponiendo la suya a costa de matar, agredir, insultar y encarcelar personas".

"Hablan de un pensamiento único, cuando eso es precisamente lo que imponen con su visión fundamentalista de la moral católica, sin abrirse a sus propios feligreses y encontrándose lejos de la inmensa mayoría de la sociedad española", sostiene Ramírez.