Odenan que el anciano que mató a su jefe a martillazos en Navacerrada ingrese en un centro psiquiátrico

Actualizado 17/12/2013 22:41:20 CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado el ingreso en un centro psiquiátrico durante quince años para Daniel L.C. por matar en junio de 2011 a su jefe a martillazos en la finca de Las Cerquillas, situada en el camino del Rey de Navacerrada.

En una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la Audiencia acorda absolverle del delito de asesinato del que había sido acusado al apreciar la concurrencia de una eximente completa por enajenación mental. Por ello, acuerda que se le imponga le medida de seguridad de internamiento en un centro psiaiátrico adecuado durante quince años.

Los hechos se produjeron sobre las 10 horas del día 27 de junio de 2011. El procesado, de 69 años y era guardés de una finca de Las Cerquillas, situada en el camino del Rey de Navacerrada. Ese día mantuvo una discusión con su jefe, José Ignacio, de 89 años, en la puerta del garaje de la finca.

Según la resolución, una vez que dejaron de discutir, el procesado, resentido por la refriega verbal, entró en el garaje, cogió de la tabla de herramientas un martillo, volvió a salir y, de forma sorpresiva, comenzó a agredirle.

El anciano, que no dejó de recibir golpes con el martillo, cayó al suelo delante de la vivienda y, una vez allí, y sin dejarle ninguna posibilidad de defenderse, el agresor continúo golpeándole por todo el cuerpo. Entre otras muchas y graves lesiones, le provocó la fractura del esternón, lo que acabó con su vida, según el informe fiscal.

Seguidamente, el acusado volvió al garaje para dejar el martillo en la caja de herramientas y se dirigió en su vehículo al puesto de la Guardia Civil de Becerril de la Sierra, donde manifestó a los agentes que se encontraban de guardia que había matado a su jefe.

El vigilante confesó ante la Guardia Civil que le había matado "en un momento de calentón" durante una discusión laboral con la víctima. Así, Daniel manifestó que el octogenario le criticaba constantemente y le tachaba de "vago y holgazán", según indicaron a Europa Press entonces fuentes policiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies