La ONCE estrena en Callao su nuevo modelo de quiosco sostenible, con más cristalera y "más cómodo" para el vendedor

Quiosco en Callao de la ONCE
EUROPA PRESS
Publicado 10/07/2018 13:38:14CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) ha presentado este martes en la Plaza de Callao, en Madrid, su nuevo modelo de quiosco sostenible, con más cristalera para aumentar la exposición de sus productos y "más cómodo" para el vendedor.

El director general de la ONCE, Ángel Sánchez Cánovas, y el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, han sido los encargados de quitar la lona que cubría al nuevo quiosco.

En declaraciones a los medios de comunicación, Cánovas ha explicado que este quiosco es el primero que se ha instalado en la capital con estas nuevas condiciones y forma parte de una primera fase en la que se instalarán cerca de 600 quiscos de este tipo en el territorio nacional. La organización ha destinado cerca de 8 millones de euros para esta primera fase, ha explicado.

Este nuevo quiosco de Callao tiene más cristalera en su parte frontal, donde en la parte inferior están colocados los diferentes cupones. Con ello, según Cánovas, se hace "más abierto al público" y se "amplia" la exposición del producto. Además, sus elementos exteriores son de un color gris plata "más neutro" que se adapta al pavimento de la ciudad y "crea más luminosidad" en el interior de la cabina.

En el interior de la cabina se incluye una silla ergonómica con regulación de altura y de respaldo y que dispone de ruedas, apoyabrazos y reposacabezas, así como un reposapiés regulable. Por otra parte, el mobiliario cuenta con cajones y un pequeño armario para poder colgar prendas de abrigo. También está dotado con un punto de venta frontal y otro que ocupa el ancho de la puerta para atender a personas en silla de ruedas.

Para el director general de ONCE, este tipo de cabina va a permitir que el vendedor tenga una imagen "más moderna" y esté "más cómodo". Además, asegura que los elementos de calefacción y aire acondicionado se han diseñado para reducir el consumo respecto al de los anteriores quioscos. A diferencia de los puestos de la ONCE del resto de España, los madrileños tienen el letrero de la ONCE sólo en la parte frontal.

Por otra parte, los vendedores de la ONCE han comenzado a utilizar unos chalecos identificativos para distinguirles de otros agentes de juego "no responsables", han indicado desde la organización.

La vendedora del quiosco de la Plaza de Callao ha manifestado a los medios de comunicación que está "contenta" con estos cambios y que el nuevo modelo es "más práctico porque te ven más".

A su vez, Calvo ha calificado esta inauguración como un "hito" porque "el nuevo modelo se adapta a la ciudad moderna" y contribuye al paisaje urbano, a la calidad de las plazas y de espacios públicos. Además, ha destacado que homologar este quisco "ha costado mucho" a técnicos y funcionarios municipales y que cumple con la normativa de accesibilidad.

Contador