La operación Chamartín supondrá más de medio millón de nuevos desplazamientos para Madrid, según un estudio

Futura prolongación de la Castellana
DISTRITO CASTELLANA NORTE/ EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 14/03/2018 12:34:49CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) - Un informe elaborado por Ecologistas en Acción y el Instituto para la Democracia y Municipalismo estima que la operación Chamartín, ahora conocida como Madrid Nuevo Norte, aumentará el tráfico entre un 17 y un 25 por ciento y generará más de medio millón de nuevos desplazamientos diarios (539.000).

El estudio plantea que este volumen de tráfico supondrá la "saturación" de las infraestructuras viarias de la ciudad por el aumento del 23 por ciento de entradas de vehículos en la capital y las vías más afectadas serían la M-607 y la autovía A-3.

También exponen que la red de transporte público podría verse "sobrepasada" en hora punta, pues su capacidad máxima en esa franja se estima en 200.000 personas (en base a los datos del Consorcio Regional de Transporte) pues actualmente el escenario máximo es de 163.000 entradas, el 80 por ciento de la capacidad, y este ámbito implicaría un aumento del 15 por ciento de usuarios.

Así lo han detallado los miembros de Ecologistas en Acción, Luis López y Pablo Muñoz, en rueda de prensa junto a la portavoz del Instituto DM, Ana Fernández, para explicar el contenido de este informe, que se basa en proyecciones de cara a 2040 sobre la evolución demográfica de la ciudad, de la actividad comercial y del volumen de tráfico. Para ello, ha utilizado datos "públicos" del Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital.

Por otro lado, Muñoz ha señalado que en este informe no han tenido en consideración la reforma del Nudo de Manoteras y la ampliación de la red de Metro, al entender que son actuaciones "hipotéticas", "buenos propósitos" que no están desarrolladas al no detallarse informes de viabilidad, plazos o presupuestos para la creación de esta infraestructura.

El informe detalla que Madrid Nuevo Norte, con una extensión de 300 hectáreas, prevé una edificabilidad de 1,73 millones de metros cuadrados de uso terciario (oficinas y comercios), lo que equivale según los cálculos de las dos entidades en 25 torres similares a las ya existentes en la prolongación de la Castellana. A su vez, la reforma urbanística implica la construcción de 11.000 viviendas.

Muñoz ha recalcado que en las estimaciones de tráfico se contempla una proporción del 58 por ciento de la circulación corresponde al vehículo privado y el resto se referencia al transporte público.

En cuanto a la evolución de la población, el informe trabaja en un ámbito de -14 por ciento y +9 por ciento. Según el escenario considerado, el rango de aumento de tráfico asociado al desarrollo se encontraría entre un 17 y un 25 por ciento, lo que implica una perspectiva de "colapso" circulatorio.

Muñoz ha detallado que Madrid Nuevo Norte se enmarca en una "encrucijada" que incluye vías de acceso como la A-1, la M-40 y la M-607, aparte de los nodos de comunicación de transporte público como la estación de Chamartín y el intercambiador de Plaza Castilla, unido a la cercanía con el aeropuerto de Barajas.

En este sentido, la zona norte de Madrid, según indica este portavoz de Ecologistas en Acción, ha experimentado mucho crecimiento demográfico y de edificabilidad que ha supuesto una subida de desplazamientos a Madrid. Por tanto, en la zona se genera una "falsa idea" de que está "bien comunicada" y que la infraestructura de transporte es "sólida", cuando en realidad la zona está ya "saturada".

En concreto, la proyección de este informe apunta a que Madrid Nuevo Norte generará 539.000 nuevos desplazamientos, algo en lo que influye la "alta densidad" de oficinas y espacios comerciales, pues implican hasta siete veces más de desplazamientos que el uso residencial.

IMPACTO "BRUTAL" EN LA CIUDAD

A su vez, el estudio plantea que del aumento total de entradas y salidas a Madrid con motivo de trabajo, solo la operación Chamartín cubriría el 40 por ciento del total. "Más de medio millón de desplazamientos nuevos parecen un impacto brutal para Madrid", ha señalado Muñoz para insistir en que el proyecto carece de informes sólidos de movilidad y creen que su actual configuración "no es sostenible".

Por otro lado, los representantes de Ecologistas en Acción han incidido en el impacto medioambiental que supondrá este aumento de circulación y temen que se genere "tráfico de agitación" en barrios colindantes, con conductores que busquen rutas y plazas de aparcamiento alternativos. Ello supondrá contaminación medioambiental y acústica para la zona y barrios aledaños.

Mientras, Luis López ha asegurado que la operación Chamartín no responde a las necesidades de la ciudad sino a otras cuestiones, como la "revitalización" del mercado inmobiliario, la intención de Adif de generar recursos económicos para reducir su deuda o a la obtención de beneficios por parte de la promotora.

Además, ha criticado la posición del Ayuntamiento de Madrid tras obtener un acuerdo con el Ministerio de Fomento y Distrito Castellana Norte (DCN) para la actual configuración de la operación, pues cree que ha perdido una "oportunidad extraordinaria para hacer un urbanismo distinto".

El representante de Ecologistas en Acción ha afirmado que Madrid Nuevo Norte va a incrementar el desequilibrio territorial de la ciudad, muestra una visión del urbanismo basada "en el mercado y no en las necesidades de la ciudad", se ha fraguado en una negociación "opaca" y supone la "entrega" del Consistorio a la promotora.