La oposición reclama sanciones para el colegio que ofrece ganchillo para niñas y visitas al Bernabéu para niños

Publicado 11/04/2017 17:26:19CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid han reclamado sanciones para el colegio Juan Pablo II de Alcorcón, que ofrece talleres de ganchillo para niñas y visitas al estadio Santiago Bernabéu para niños, al tiempo que han manifestado su rechazo a que un colegio que segrega por género a los alumnos reciba fondos públicos.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz en la Comisión de Educación y Deporte del Grupo Socialista, Juan José Moreno, ha afirmado que es "una aberración que estas cosas estén sucediendo en el siglo XXI en un centro escolar, más aún cuando recibe subvenciones", para agregar que, si se confirma, la Comunidad tendrá que "tomar medidas".

Moreno ha planteado la retirada del concierto, teniendo en cuenta que "llueve sobre mojado", ya que el director del colegio, que separa a los alumnos por sexo, ya fue sancionado por la Comunidad de Madrid tras comparar la ley madrileña contra la LGTBIfobia con "el fanatismo terrorista".

Asimismo, el diputado socialista ha manifestado su sorpresa por el hecho de que la inspección de zona no se haya percatado de que esto estaba pasando hasta que ha sido denunciado por unos padres, lo que ha calificado como algo "grave".

Por ello, ha acusado a la inspección de zona de "dejación de funciones", para agregar que también es "dejación de funciones" si la Consejería de Educación, Juventud y Deporte no se ha leído los informes de la inspección.

Por su parte, la portavoz de la Comisión de Mujer de Podemos, Beatriz Gimeno, ha recordado que desde su grupo ya pidieron la retirada del concierto cuando se hizo pública la carta enviada por el director a la comunidad educativa en la que comparaba la ley madrileña contra la LGTBIfobia con "el fanatismo terrorista", al tratarse de un colegio que "inculca deliberadamente valores ilegales e inconstitucionales".

En su defecto, ha reclamado una multa "lo suficientemente grave para que no vuelva a hacerlo", no como la sanción de 1.000 euros que se le impuso en virtud de la ley contra la LGTBifobia, mientras el colegio ha seguido actuando con "absoluta impunidad".

No obstante, ha subrayado que la posición de Podemos es que los colegios que reciban dinero público no deberían ser segregados, al entender que la segregación "vulnera la Constitución y un montón de leyes relativas a la igualdad".

Desde Ciudadanos, el portavoz adjunto de la Comisión de Mujer y senador autonómico, Tomás Marcos, ha afirmado que "en pleno siglo XXI seguir separando y segregando no es educativo y perpetúa los estereotipos, y es la base para la discriminación por razones de género".

"Consideramos que el entorno educativo es una herramienta fundamental para fomentar y trasladar la igualdad formal recogida en la Constitución en igualdad real", ha aseverado Marcos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies