Las ordenanzas fiscales del año que viene no prevén subidas de los impuestos ni la actualización del IPC

Actualizado 25/11/2009 19:47:40 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las ordenanzas fiscales aprobadas en Madrid para el próximo ejercicio presupuestario no prevén subidas en ninguno de los impuestos, tasas ni precios públicos que cobra el Ayuntamiento, así como tampoco la actualización del Índice de Precios al Consumo (IPC), lo que supondrá una pérdida de 300 millones de euros en los ingresos de los presupuestos de 2010, aprobados hoy en la Junta de Gobierno municipal.

Así, la partida de ingresos se reduce un 4,2 por ciento hasta los 4.952 millones de euros por la disminución de las transferencias del Estado por la crisis económica, y pese a que los impuestos directos que cobra el Consistorio madrileño supondrán 1.649 millones para las arcas municipales, un 1,15 por ciento más pese a la congelación de los tipos y la ampliación de los requisitos que deben cumplir los ciudadanos para poder acogerse a exenciones y reducciones de impuestos.

Es decir, que se perderán 167 millones de euros de recaudación (136,6 millones por decisiones tomadas por el Gobierno central), de los que 132 millones serán por IBI, 18,3 millones por Terrenos de Naturaleza Urbana, 5,8 millones por construcciones, instalaciones y obras; 5,9 millones por el impuesto de vehículos; y 5 millones del IAE. En cuanto a las tasas, supondrán 997,23 millones de euros, un 0,24 por ciento que el año pasado.

En concreto, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) supondrá 131,26 millones de euros, aunque se reducirá un 2 por ciento el coeficiente de situación municipal para todos los contribuyentes, y se aplicará una nueva bonificación por creación de empleo.

Esta reducción deberá ser solicitada en enero, y variará en función del incremento del promedio de la plantilla de trabajadores con contrato indefinido en 2009. Así, si ha habido un crecimiento del 15 por ciento o superior, la exención será del 15 por ciento del IAE; si el incremento fue igual o superior al 20 por ciento, será del 20 por ciento; y si los contratos indefinidos aumentaron un 25 por ciento o más, se obtendrá una reducción del 25 por ciento.

De este modo, el coeficiente madrileño quedará en el 2,329 por ciento de IAE, por debajo de Barcelona (2,39 por ciento) y Sevilla (2,333 por ciento), pero superior a los de Valencia (2,22 por ciento), Málaga (1,558 por ciento), Murcia (2,261 por ciento) o Zaragoza (1,888 por ciento).

IBI Y BASURAS

Con respecto al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Consistorio recaudará 1.004,8 millones de euros, un 8,25 por ciento más que este ejercicio debido, según Bravo, al "aumento del parque de viviendas que tributarán por primera vez en 2010, además de algunas unidades urbanas que afloran gracias a las inspecciones". También se "actualizarán las bases liquidables para acercarse progresivamente al valor catastral fijado en 2001", apostilló el edil.

En cualquier caso, este impuesto mantendrá tanto las bonificaciones por pago fraccionado como el tipo impositivo en el 0,581 por ciento, como en 2009, lo que sitúa a la capital "por debajo de la mayoría de las grandes ciudades".

En cuanto a la contestada Tasa Basuras, y al margen de una modificación de carácter técnico incluido en la ordenanza, el Consistorio recibirá 165 millones de euros, tres menos que este ejercicio por la ampliación de los umbrales a partir de los cuales las familias pueden estar exentas de su pago, ya que el límite de ingresos se ampliará entre un 7,1 y un 10,5 por ciento según cada caso.

En concreto, a partir del próximo año los hogares exentos serán los de uno o dos miembros cuyos ingresos anuales no superen los 8.224,92 euros (+10,5 por ciento respecto a los 7.443 euros máximos hasta ahora); los de tres o cuatro miembros con ingresos de 10.122,98 euros o menos (+8,8 por ciento respecto a los 9.304 euros actuales); y los de más de cuatro miembros con 13.286,41 euros o menos al año (+7,1 por ciento respecto a los 12.405 euros de 2009).

Por último, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) para coches de entre 8 y 11,99 cv quedará en 64 euros, con lo que la recaudación llegará a los 91,1 millones de euros; mientras el tipo del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras será del 4 por ciento (sólo Barcelona tiene un tipo inferior, del 3,25 por ciento); y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana tendrá un tipo del 29 por ciento, aportando 256,16 millones a las arcas municipales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies