Ossorio reitera que "hay que cumplir la Ley" y aprobar un nuevo sistema de financiación con efectos de enero 2014

Enrique Ossorio
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 27/06/2014 14:01:29 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha insistido este viernes en que "hay que cumplir la Ley" y aprobar un nuevo sistema de financiación con efectos del 1 de enero de 2014.

Así lo ha señalado después de asistir ayer al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), una reunión de la que ha dicho que "no fue negativa", ya que se fijaron unos objetivos de estabilidad presupuestaria.

Además, ha reiterado su propuesta de que se eleven las entregas a cuenta en un 102 por ciento hasta que haya un nuevo sistema de financiación, que permitiría compensar a las regiones más perjudicadas por el modelo como es el caso de Madrid.

Ossorio ha criticado que la Comunidad de Madrid sea "la más perjudicada" de este sistema de financiación, cuya vigencia de cinco años ya se ha extinguido, y ha denunciado que no entienden por qué hay problemas con la recaudación. "Hay que cumplir la Ley y aprobar un sistema con efectos del 1 de enero de 2014", ha aseverado.

Así, ha detallado que se propuso una solución como es que se les pagará un 102 por ciento de la estimación de recaudación del impuesto hasta que fuera posible un nuevo sistema de financiación.

"Consistiría en que si no somos capaces de hacer un nuevo sistema como la ley dice tiene que haber un nuevo sistema que como compensación se nos eleven las entregas a cuenta en un 102 por ciento en el año 2014 y 2015 hasta que se apruebe un nuevo sistema", ha dicho.

Según Ossorio, esto permitiría que las CCAA recibieran mayores ingresos como consecuencia de la buena recaudación del impuesto de la renta y del impuesto del valor añadido. "Lo recibimos es lo que se fijó en los presupuestos generales del estado. Nuestra recaudación es inferior a la que recibe el Estado", ha indicado.

Asimismo, ha señalado que Madrid tendrá que liquidar en 2015 el año 2013, una liquidación que será negativa tal y como les ha comunicado Hacienda. En este punto, ha señalado que han ofrecido que esa liquidación negativa se fraccione en los próximos 10 años.