El Parque Faunia vive un 'Baby Boom' salvaje, con el nacimiento de 17 ejemplares lémures, flamencos, monos y pingüinos

Cría de flamenco rojo caribeño, especie en peligro de extinción nacida por prime
FAUNIA/EP
Actualizado 20/07/2010 19:42:03 CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Parque de la naturaleza de Faunia vive desde las últimas semanas un 'Baby Boom' salvaje, ya que han nacido en sus instalaciones un total de 17 nuevos ejemplares de distintas especies de distintos ecosistemas que representan la biodiversidad mundial entre monos, flamencos rojos, lémures y pingüinos.

Así, en el ecosistema del bosque africano ha nacido una cría de lémur de cola anillada (lemur catta) y de otros dos pequeños lémures de cara blanca (eulemur albifrons). El portavoz de Faunia, Jaime Rull, ha destacado en declaraciones a Europa Press que el nacimiento de estos ejemplares supone "un éxito en la conservación de estas especies originarias de Madagascar en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat natural".

Concretamente, el lémur de cola anillada nació el 27 de mayo después de siete meses de gestación, mientras que las otras dos crías de lémur de cara blanca vieron la luz el 21 de abril y el 7 de julio. Rull ha explicado que en estos dos primeros meses de vida, las tres crías se agarran con sus cuatro extremidades a la espalda, al abdomen o al vientre de su madre y se alimentan de la leche materna. De hecho, ha comentado que los bebés lémur se aferran con tal firmeza a sus madres que éstas pueden dar saltos de hasta 5 metros de longitud entre árboles y vegetación.

Los lémures son primates originarios de Madagascar donde están amenazados por la destrucción de su hábitat natural, ya que el 80 por ciento de la masa forestal de la isla ha sido deforestada. Los lémures viven en una estructura social familiar, compuesta por una pareja estable que cada año tienen 1 ó 2 crías en primavera o verano.

EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Además, por primera vez en el parque han nacido cuatro crías de flamenco rojo caribeño (phoenicopterus ruber), una especie que se encuentra en peligro de extinción y que posee los ejemplares de mayor tamaño del mundo. Los polluelos nacieron a principios de julio y se caracterizan por su plumón blanco, que mudarán después de un mes a otro plumaje gris y posteriormente se irá volviendo de color rosas una vez que vaya creciendo y se nutra de alimentos ricos en caroteno, que es el colorante natural que está presente en el agua salobre en el que habitan y en los crustáceos de los que se alimentan.

Mientras tanto, en el Ecosistema Polar han visto cómo su colonia de pingüinos de Papúa (Pygoscelis papua) ha incorporado cinco nuevos habitantes y un nuevo pingüino magallánico (Spheniscus magellanicus), que nació en junio.

Los pingüinos de Papúa, también conocidos como "juanitos", son originarios de islas subantárticas (Malvinas, Georgia del Sur, Shetland del Sur) y es una especie subantártica que tiene una o dos crías al año cada verano. Construyen sus nidos sobre roca, son fieles a su pareja durante toda su vida y se reparten de manera igualitaria el cuidado de los polluelos.

Por su parte, los pingüinos magallánicos anidan en cavidades de roca o en oquedades que excavan en la tierra y habitan en Sudamérica (principalmente en las costas de Argentina, Chile y las islas Malvinas) incluso en zonas cálidas cercanas al trópico como las costas de Brasil.

Asimismo, el ecosistema de jungla amazónica ha visto aumentar su colonia con dos crías de monos ardilla (Saimiri sciureus) y otras dos de titíes de Geoffroy (Callithrix geofroyi). Ambas especies están amenazadas y forman parte de un plan europeo de Reproducción de especies amenazadas, del que Faunia forma parte activa en colaboración con la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA).

Finalmente, el último inquilino del ecosistema de selva tropical ha sido una cría de mono capuchino (cebus apella), que nació el día 15 de julio. Se trata de un primate originario de la selva amazónica y es la especie más inteligente que habita en América. Deben su nombre a los monjes capuchinos, cuya capucha tiene un color similar a los pelos que rodean la cara de estos monos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies